"Discurren mucho algunos en lo que nada les importa, y nada en lo que mucho les convendría." Baltasar Gracián

Oración de San Francisco

En estos tiempos que corren volvamos los ojos a nuestros orígenes, a la verdadera esencia de nuestro humanismo. Como decía San Francisco de Asís:



Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:
donde haya odio, ponga yo amor,
donde haya ofensa, ponga yo perdón,
donde haya discordia, ponga yo unión,
donde haya error, ponga yo verdad,
donde haya duda, ponga yo la fe,
donde haya desesperación, ponga yo esperanza,
donde haya tinieblas, ponga yo luz,
donde haya tristeza, ponga yo alegría.
Oh, Maestro, que yo no busque tanto
ser consolado como consolar,
ser comprendido como comprender,
ser amado como amar.
Porque dando se recibe,
olvidando se encuentra,
perdonando se es perdonado,
y muriendo se resucita a la vida eterna.

Recordando a Antonio Machado.

Tal día como hoy, 22 de febrero, falleció el poeta Antonio Machado. Muy pocos han recordado este momento. Mi pequeño homenaje.

Amanecer en Valencia
de Antonio Machado

  Estas rachas de marzo, en los desvanes
--hacia la mar-- del tiempo; la paloma
de pluma tornasol, los tulipanes
gigantes del jardín, y el sol que asoma,
  bola de fuego entre dorada bruma,
a iluminar la tierra valentina...
¡Hervor de leche y plata, añil y espuma,
y velas blancas en la mar latina!
  Valencia de fecundas primaveras,
de floridas almunias y arrozales,
feliz quiero cantarte, como eras,
  domando a un ancho río en tus canales,
al dios marino con tus albuferas,
al centauro de amor con tus rosales

Las dos Españas

Venceréis pero no convenceréis, dice una máxima unamuniana que alcanzó el don de la eternidad. Sigo pensando que el rumbo que están tomando los acontecimientos en España es demasiado negativo como para quedarse al margen de ellos. Los lamentables hechos de Valencia, el uso desproporcionado de la violencia contra los manifestantes, la ineptitud de algunos mandos policiales para enfrentarse a un grupo, la mayoría menores, algunos profesores y bastantes padres, verifican el grado de descomposición, más bien la putrefacción de un cadáver viviente.
Digo putrefacción porque los hechos no vienen nuevos, sus orígenes se encuentran en la dejadez, por un lado de la sociedad, inconsciente de ello, y por otro de los poderosos empeñados en negarla, que nos conducen por los caminos del enfrentamiento y el rencor.
Lo que más preocupa de esta situación es que no pretenden resolverla sino más bien ocultarla, maquillarla o ignorarla. Resulta patético que en los noticiarios tenga mayor protagonismo el partido de futbol entre el Puturrú de Fuá contra el Meningítico de Sinsentido, que el aumento del malestar social.
Algún iluminado, por cierto los iluminati son más peligrosos de lo que imaginamos, manifestará que se trata de algaradas callejeras, aisladas, con ocultos intereses políticos de carácter electoralista. Reafirmarán que los manifestantes se desacreditan a ellos mismos con el daño de mobiliario urbano, con los trastornos que ocasionan a las personas que nada deben, con lo que ha pedido la mayoría de los votantes (Sancta Sanctorum – ya está todo dicho).
Aquí caen en varios errores de consideración. Los daños en mobiliarios urbanos, e incluso en algunos organismos oficiales, jamás serán deslegitimados por el número, cada vez mayor, de personas que viven en la pobreza, por el aumento implacable del paro, por los innumerables embargos bancarios, por las injusticias cada vez más numerosas, que se están produciendo en nuestra sociedad. Si a estos ingredientes le añadimos una pizca de incultura, auspicia por recortes en educación, tenemos el caldo de cultivo necesario para las revueltas callejeras.
Por desgracia las revueltas no son buenas, si no se atajan con medidas inteligentes, no represivas, acabaran en verdaderos enfrentamientos sociales, en revoluciones, por un lado veo cada vez más necesarias, en las que, me reitero, también por desgracia pagaran los más inocentes, los débiles, los que nada deben y todo lo pagan.
¿Quiénes son los culpables? Aquí tenemos ensalada para todos los gustos. Son tan culpables los unos como los otros, los sordos como los que gritan interesadamente. Estamos dejando escapar una oportunidad histórica para regenerar España y ocultamos, creo que con premeditación, la España profunda, la de la pandereta y la siesta. Mantenemos instituciones inoperantes como el Senado o las Diputaciones, son intocables las comunidades autónomas con sus marcos legislativos propios y diferenciados, dejamos sin castigar trajes, entramados financieros irregulares, o gasolineras, incluso nos permitimos el lujo de prescribir algunos delitos pues con cierto castigo mínimo ya están los culpables condenados.
No, aquí olvidamos algo muy sencillo y que se resume en un solo pueblo, una sola ley. Una ley igual para todos, sin distinciones de ser jueces, honorables o yernos de quién sabe quién. Es necesario regenerar éticamente la sociedad para evitar situaciones tan lamentables como las que se avecinan.
Son también culpables, aquellos que tienen tan trágicos errores. ¿En qué se diferencia la brutal represión policial de Valencia, con la de Barcelona donde eran otros quienes gobernaban. ¿Por qué ahora se convierten en salvadores aquellos que recortaron los salarios de los funcionarios, nos engañaron con sus jornadas de 35 horas, no reconocieron los malditos vientos del Norte que han hundido este país? Esos mismos altos cargos ahora encabezan manifestaciones cuando ellos hubiesen realizado la misma legislación que sus adversarios.
Por salvadores que no quede, porque en esta nación nuestra siempre los ha habido y los habrá. Eso sucede con los sindicatos mayoritarios. ¿Por qué reclaman ahora esos señores que no vieron los atropellos que se estaban cometiendo en el gobierno socialista, esos señores que llevan a sus hijos a colegios pago mientras defienden la educación pública, esos relojes andantes imposibles de alcanzar por los trabajadores, esos parásitos de subvenciones y legajos pseudohistóricos? ¿Quizás sea porque no les llegan las migajas de las alturas? ¿Tal vez porque los famosos liberados van a ser tirados de patitas a la calle?
Maldita sea, una y mil veces, malditos sean esos engendros que de un lado a otro envenenan la sociedad para luego salvarnos con sus medidas y no con las que el pueblo necesita. Ambos, gobernantes y opositores que una vez estuvieron en el gobierno, actúan no bajo sus principios sino por dictados y presiones extranjeras ajenas a los verdaderos intereses de la patria. Sí señores, esa es la realidad, desde fuera desmantelaron nuestra economía prometiéndonos un paraíso etéreo que ha acabado convirtiéndose en una agonizante pesadilla. Para que ellos se salven tenemos que caer nosotros, no te olvides de esa premisa querido lector. No íbamos a entrar en la OTAN, pero estamos, no íbamos a tolerar los controles extranjeros, pero somos su conejillo de indias. La zona geográfica del Mediterráneo debe ser arrasada y, te lo advierto, nosotros estamos allí.
Mientras los necios buscan el enfrentamiento, y los malvados el provecho, es la gente de a pie quien paga las consecuencias, pues los enfrentamientos traen mayor pobreza, mayor miseria, mayor corrupción, en definitiva, mayores injusticias.
Reconozco que existen personas íntegras, decentes, capaces en ambos partidos para detener esta locura que se avecina (¡Ojala me equivoque! – Por favor demuestra que estoy en un error), pero son silenciados, apartados, oscurecidos pues no interesan en estos momentos.
No me importa que ustedes, se golpeen, se destrocen, se maten, pero no metan en su locura al pueblo español que lo único que busca es trabajo y progreso. Quizás también sea locura mi siguiente afirmación pero creo que no andaré demasiado desencaminado: hasta el dictador Franco se convierte en alguien de izquierdas comparado con la política que se ha llevado a cabo, tanto por los socialistas como la que ahora pretenden los gobernantes. Durante la nefasta guerra civil, cierto político dijo: “Ojalá fuera la mía la última sangre española que se vertiera en discordias civiles. Ojalá encontrara ya en paz el pueblo español, tan rico en buenas calidades”
Zapatero alcanzó el poder por un atentado político y no olviden los actuales gobernantes que han obtenido el beneplácito del pueblo, no porque sean más guapos, o su doctrina sea la mejor, ni sus teorías económicas las más acertadas; han conseguido el poder por rechazo al socialismo.
Son justas las reivindicaciones del pueblo, sobre todo cuando se recortan los derechos civiles, léase por ejemplo la ley electoral según la cual solo pueden presentarse en los comicios electorales aquellos partidos que reúnen determinados requisitos; se recortan los derechos en educación, con el aumento, por cierto creciente, que no nuevo, de la incultura en España; el tijeretazo económico con un nivel de vida que aumenta de forma alarmante inversamente proporcional a los salarios de los trabajadores.
España necesita cultura, educación, sanidad y, sobre todo, poder comer, el resto son cuentos de viejas que trasnocharon en una borrachera ilusoria. Ir contra esos principios es  ir contra la convivencia, contra la estabilidad y eso, a quién más le interesa es a ciertos gobernantes no españoles.
La paz construye, el dialogo beneficia, pero hay paz y dialogo cuando las dos partes escuchan, comparten, ceden y levantan nuevas soluciones. No quiero que veas que unos son mejores que otros, ni aquellos mejores que estos; son, simplemente, iguales. En España necesitamos verdadera memoria histórica, no la de unos ni la de otros, y descubriremos que siempre hemos acabado enfrentándonos entre nosotros para beneficiar a los de fuera. Quijotes locos en una noche de verano, Sanchos Panzas que solo llenan su saca.
Termino con Antonio Machado.

Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.

Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios.
una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.

hoy una canción

"Basta ya" de Beatriz Grifol (cantautora cristiana)
Se le pueden dar diversas interpretaciones, y creo que estaré de acuerdo con todas, pero también con la de la propia autora.

Pinchad en youtube, dirección abajo y que disfrutéis.

La letra dice (+/-):

Ven conmigo, suelta amarras,
Yo te ofrezco mi timón.
Soy el ave que planea,
soy el viento a tu favor.

Llévame dónde tú vayas,
yo me abrazo a tu calor.
Tú me lames las heridas,
soy el fuego alrededor
Yo soy tu fuego, ¡Si!
Soy el fuego alrededor.

Este es el mundo
que todos contribuimos
sin condición: el cartero,
el que se queja, el ciego,
incluso yo.

La lista hace que
parezca una gran trampa
mírate un poco por favor.
Este es el juego todos andamos
como borregos sin elección
pero tu sigue, sigue…

Basta ya veo las penas
que nos ciegan la visión
Deja el tiempo de lo viejo
que se caiga y con razón

Basta ya de simulacros
que justifican tu posición.
Toma el pulso de la tierra.
Mueve el culo, por favor.
Pero tu mueve el culo, ¡Si!

Parece cierto
que hemos quebrado
el ritmo del corazón,
la tierra grita
y nos da la pista
segura sin excepción

Vivimos sordas
y acobardadas
en este sistema de pensión.
Toma la vida
que va en tus manos
y apuesta desde el amor
Pero tú sigue, sigue.


Basta ya veo las penas
que nos ciegan la visión
Deja el tiempo de lo viejo
que se caiga y con razón
Basta ya de simulacros
que justifican tu posición.
Toma el pulso de la tierra.
Mueve el culo, por favor.

Ven conmigo suelta amarras,
yo te ofrezco mi timón.
Soy el ave que planea,
soy el viento a tu favor.
Llévame donde tu vayas,
yo me abrazo a tu calor.
Tú me lames las heridas,
soy el fuego alrededor.
Yo soy tu fuego, ¡Si!



http://www.youtube.com/watch?v=P33ykcpM0Ps&feature=related

¿Tú me puedes ayudar?

No sé que está bien,
no sé que está mal
¿Tú me puedes ayudar?

¿Qué es peor, la mujer                                
que vende el cuerpo                    
al mejor postor,                             
o el gobernante impostor         
que engaña al pueblo                  
sin ningún rubor?                         
No sé que está bien,                     
no sé que está mal                        
¿Tú me puedes ayudar?             

¿Quién crees que es mejor,       
el pobre diablo                               
que un banco piensa robar       
o el maldito juez,                          
que por no juzgar,                        
deja el delito sin castigar?         
No sé que está bien,                     
no sé que está mal                        
¿Tú me puedes ayudar?             

Pero ¿quién es mejor,                 
el ruin traficante,                          
pobre y miserable,                       
o el doctor amable                       
que al analizarte                            
mira tu billetero?                          
No sé que está bien,                     
no sé que está mal                        
¿Tú me puedes ayudar?             

El pobre en su pobreza              
tiene más dignidad                       
que el rico en su riqueza            
llena de mediocridad.                 
Nada está bien,
todo está mal
y tú me puedes ayudar.
Miguel Navarro.

Pido la paz y la palabra


Pido la paz y la palabra, sabias palabras, creo que de Blas de Otero, pero certeras a la vista del rumbo que están tomando los acontecimientos en la Unión Europea.
Pienso que reducir empleos creará mayor paro, reducir sueldos aumentará la pobreza y aumentar los impuestos empeorará el crecimiento. Puedo estar equivocado pues antes que economista soy un simple aprendiz de escritor, por eso mismo prefiero conjugar el verbo construir antes que destruir, compartir antes que reprimir.
Pienso y sigo pensando (¡maldita costumbre esa de pensar!) que no se puede levantar Europa sobre las cenizas de ningún pueblo. Estamos olvidando que el eje vertebrador de este continente se debe, sustancialmente, a la cultura greco-romana y a la cristianización de Roma. Ambas formas de vida coinciden en levantar al hombre sobre los principios de la libertad, dignidad e integridad. La evolución histórica de nuestro continente pretende la consecución de dichos fundamentos. Reformas, guerras, revoluciones, son distintas caras de una misma moneda.
En la actualidad se realizan las reformas para “salvarnos” con el modelo que unos pocos, banqueros y políticos, han realizado a espaldas del pueblo, de sus costumbres y tradiciones. Cuando esto sucede corren el riesgo de que se les escape de las manos el control y, lo que en principio son aspiraciones sociales que ya existían, degeneren en odios y rencillas. No quisiera que nuestras tierras se convirtieran en un campo de batalla similar al de países como Libia, Egipto o Siria.
Quizás las revueltas están motivadas por intereses falsos, pero ninguna revolución, por falsa que sea, se lleva a cabo si no es porque existe con anterioridad unas condiciones que han desembocado en la revuelta del pueblo.
Pido a los que tienen el poder que recapaciten y no confundan austeridad con recesión, que el ser humano tiene derecho a unas condiciones dignas, que los bancos y las multinacionales son entidades virtuales, números que nada tienen que ver con las personas.
Puede que tengan razón y la única solución, desde sus esquemas, sea la que están imponiendo a los demás, pero, para eso NO QUIERO SER EUROPEO.
Pido la paz y la palabra pues todavía estamos a tiempo de evitar males mayores. Ningún Banco Central Europeo, ningún Estado vale lo que vale una sola vida humana. Dejemos de hablar en términos macroeconómicos y analicemos la microeconomía. No debemos jugar con la pobreza y la miseria de la gente.
Pido y sigo pidiendo (quizás esté pidiendo demasiado) que den marcha atrás ante sucesos como los de Grecia, pues si antes dudaba de la construcción europea sobre criterios económicos, ya no me interesa ser europeo. No quiero ser europeo si es sobre la sangre de los demás, no quiero ser europeo si es a costa de los débiles, no quiero ser europeo si me toca pagar lo que no tengo para que ustedes se mantengan en el poder.
La paz solo se puede alcanzar si es con diálogo, comprensión, escuchar a los demás, corregir los errores. Por favor, ambas partes, dialoguen, hablen, negocien. Los criterios egoístas, imponer la voluntad, solo trae consecuencias nefastas con el sacrificio de demasiada gente.
Pido la paz y la palabra.

PIDO LA PAZ Y LA PALABRA

Escribo
en defensa del reino
del hombre y su justicia. Pido
la paz
y la palabra. He dicho
«silencio»,
«sombra», «vacío»,
etc.
Digo
«del hombre y su justicia»,
«océano pacífico»,
lo que me dejan.
Pido
la paz y la palabra.

Pido la paz y la palabra, 1955.

Carta abierta a Ana Maria Arroyo

A mi querida amiga la genial poetisa Ana Maria Arroyo.

Recientemente publicaste en facebook que te situabas a la izquierda, muy a la izquierda. Ese comentario no quería evitarlo pues debo confesar que muchas veces no sé dónde me encuentro pero que considero muy peligroso definirse dentro del sistema.

No estoy a la izquierda pero pienso que los bancos deben ser considerados como un servicio público y por tanto deberían ser nacionalizados, los bancos deben ayudar a la gente y no encadenarla en hipotecas o intereses usureros; debe realizarse una profunda reforma agraria (¡¡en España pendiente desde el siglo XIX!!), expropiando gran cantidad de las tierras en beneficio de quien realmente las trabaja; el trabajador debe participar de los beneficios de la empresa y no estar sujeto a un salario esclavista como ocurre en el actual sistema de producción; en lo institucional deberían desaparecer organismos caducos que todavía seguimos arrastrando (¡sin sentidos como el Senado o las comunidades autónomas carecen de valor moral); en lo legislativo pienso en una ley, para todos igual y de obligado cumplimiento; en lo moral necesitamos una urgente regeneración de nuestro país para extirpar el mal endémico de las corruptelas; en lo literario (esto nos concierte a ti y a mí aunque ando algo desencantado – puede que no llegue a publicar mi novela) debería cambiarse de forma radical la publicación y difusión de nuevos valores (¡cuánta gente muere con grandes aportaciones sin llegar a ver la luz ni poder compartirlas!)

Todo lo enumerado puede que lo consideres a la izquierda pero no creo que sean exclusivos de la izquierda o de la derecha (desde luego ellos no lo comparten), pero me diferencio en mis creencias religiosas. Creo en Dios, para mí expuesto en la iglesia Católica, pero respeto a los protestantes o los ortodoxos (al fin de cuentas el mismo Dios), a los musulmanes que buscan en Alá la dignidad humana, admiro las enseñanzas de Buda, de Lao Tse, o incluso la sabiduría del libro del Cambio de Confucio.

Para mí sigo creyendo en la fe de San Agustín, Santo Tomás, San Juan de la Cruz, Santa Teresa de Ávila, San Francisco de Asís, Santa Clara, o la madre Teresa de Calcuta y me opongo de forma radical contra todos aquellos que en nombre de la fe, sea cual sea, condenan al ser humano. No tolero algunas prácticas como las salvajadas de la Inquisición, la condenación de las mujeres en el  burka,  la guerra a los infieles, la mutilación femenina.

Tampoco comparto muchas tendencias que en este sentido han realizado los que se llaman de izquierdas. Nadie dudará que la Unión Soviética era de izquierdas, que también tuvo aciertos pero salvajadas brutales, una dictadura atroz que mancilló la dignidad humana, la situación de Cuba o la persecución, sobre todo religiosa, de la Guerra Civil Española.

Creo también en la historia de España, en lo bueno y en lo malo. Son una estupidez las memorias sectarias bajo una bandera u otra. Crímenes y atrocidades los cometieron ambos bandos y eso no es bueno. Te incito a releer cosas sobre el barroco literario español, aprenderíamos todos muchas cosas.

Prefiero creer en las personas, en toda su grandeza y miseria. Un tío abuelo mío (hermano de mi abuelo), las pasó canutas en la guerra de Marruecos y después, por no unirse a los sublevados durante la Guerra Civil, fue encarcelado, sufrió hambre y miseria, y acabada la contienda tuvo que emigrar con su mujer a Bélgica donde reinició una nueva vida. Otro familiar era falangista, de antes de la guerra, fue perseguido teniendo que esconderse e incluso huir en varias ocasiones. Acabada la guerra, era respetado por ser considerado lo que llamaban un “camisa vieja”, en cambio se negó a participar, renunciando a todo cargo, quedando prácticamente arruinado, ante los abusos que estaban cometiendo los vencedores.

No creo en las tendencias, solo creo en la libertad, en el sentido común. Admiro al hombre que busca a Dios a través de sus hermanos, al que comparte, al que sufre con los que sufren, al que intenta ayudar por encima de colores y de ideas.

Soy consciente que esto NO encuadra dentro de las izquierdas, ni en las derechas, por eso reconozco que soy un tipo raro, distinto. Sobre todo busco el respeto, como cité hace poco en un poema, respeto a las personas, a ti, a mí, a todos. Termino con un poema tuyo que me encanta:


“Nací distinta.
Y aunque
las líneas que se reafirman,
me van enseñando
a curvar mis diferencias
junto a mi sonrisa...
sigue doliendo ser yo.
Como el primer día”
Ana María Arroyo

Atentamente.
Miguel

Doña Política y don Dinero.

Poderoso caballero                     
es don Dinero. 

Y ambiciosa y fugaz dama        
su amante la Política,                  
Que por picar, alto  pica,            
ya que todo el mundo la ama,
y mientras que los engaña,
hace cuanto viene en gana
en cama con el primero
que es Don Dinero.       

Nace en las urnas honrada
por el pueblo soberano,             
que se piensa gobernado
por un alma enamorada,
sana, pura e ilusionada
por un cambio verdadero,
y sobre todo sincero,
sin don Dinero

Hija es del noble don Ideal,
caballero muy sencillo,
simple como un pajarillo,
pero que a veces es irreal;
siendo de pensar muy lineal,
y por eso bullanguero,
que cae en la red del trampero
de don Dinero

Bella es doña Política,
al vestir con bellos trajes,
que no pueden ser ultrajes,
sino cambios de estética
para ser más exótica
a los ojos del banquero,
hipócrita estercolero
de don Dinero

Engatusa dulce al pueblo
vendiendo tristes migajas,
que ocultando las ventajas
el beneficio trasdoblo,
a costa del pueblo bobo
que lo vende fructífero
al miserable usurero
de don Dinero.

Es dama muy rencorosa
que si no le ríes las gracias
te mandará las desgracias
de forma tan belicosa,
tan inmisericordiosa,
que serás el pudridero,
alimento del porquero
de don Dinero.

Carece de cualquier color,
hoy parece colorada,
mañana será azulada,
y pasado multicolor,
pero siempre dará dolor
al que creyó verdadero
su mensaje lisonjero
de más dinero.

Atañe a todos por igual
desde el pueblo más pequeño,
del lejano alpujarreño,
hasta lo que parece real,
con poder sobrenatural,
siendo el negocio próspero
anestesiar somnífero
muy futbolero.

Tiene pésimos remedios
ya que para sobrevivir
quiere en nosotros revivir
viejos y ancestrales odios:
que asesinen de nuevo a Dios,
al soñador y al obrero
en pro del titiritero
de don dinero.

Es amante de don Interés,
bastardo de don Capital
y doña Falsa Decretal,
que pone todo del revés
y te quita lo que no ves.
para llenarse el bolsillo
comiéndose el solomillo
de tu colmillo.

Política y Don Dinero
son como aquel matrimonio
que solo adora al demonio
de los campos bandolero,
que en vil duelo traicionero
asaltaba en el camino
a los pobres peregrinos
como un mezquino.

No tienen bandera ni rey,
siguen solo a sus instintos,
que son bastante distintos
de los que respetan la ley
y que trabajan como un buey
para que venga el impuesto
donde lo puesto y traspuesto
es mal dispuesto.

Para ellos eres mal barro,
sucio, maltrecho y tan bajo,
que les importa un carajo,
mas ya no sigue el desbarro
porque don Miguel Navarro
se ha cansado del descaro
de este breviario.

Bartolomé Leonardo de Argensola

      El 4 de febrero de 1631, falleció en Zaragoza Bartolomé Leonardo de Argensola, el más pequeño de los conocidos como hermanos Argensola. Sirva este artículo de pequeño homenaje a su persona y obra. Se trata de una recopilación de diferentes páginas de Internet así como de algún manual de literatura y otro sobre antología de poesía barroca.

Bartolomé Leonardo de Argensola (Barbastro (Huesca), 26 de agosto de 1562 - Zaragoza, 4 de febrero de 1631), como su hermano, fue sacerdote y ocupó diversos cargos cortesanos. Comparte con Lupercio los gustos por el clasicismo, la sobriedad, la forma equilibrada; pero es más variado: por ejemplo, está más dotado para la sátira. En cualquier caso, su poema más citado es de tipo moral y constituye un patético interrogante sobre por qué permite Dios las injusticias y los sufrimientos inmerecidos. Fue coetáneo de Miguel de Cervantes (quien le elogió en el «Canto de Calíope» de La Galatea), de Luis de Góngora y de Lope de Vega.
 Biografía
Su padre, Juan Leonardo, fue secretario primeramente del Emperador Maximiliano II, y después del Príncipe de España D. Felipe, y oriundo de una antiquísima familia de Ravena; y su madre Doña Aldonza de Argensola, Señora ilustre de Cataluña.
PARA SEGUIR LEYENDO ACCEDE DONDE DICE "mas información"

Las VPO

Hay leyes buenas, que protegen a los trabajadores, las promulgue quien las promulgue. Jamás en mi intención manifestar quien es mejor q...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs