Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2015

CUARTETOS A UN VIEJO CON ALIENTOS DE MOZO (Canónigo Francisco Agustín Tárrega,1554-1602)

Imagen
CUARTETOS A UN VIEJO CON ALIENTOS DE MOZO.
¿De qué sirve la locura por quien en vano te pierdes? ¿Qué son pensamientos verdes en una edad tan madura?

¿Qué te aprovecha enristrar lanzas al contrario pecho, si a pocos dedos de trecho te faltan por no encontrar?
Para la justa de amor, viejo, por tus negros males, tienes las armas cabales, mas eres mal justador.
Vas procurando un escudo en cuyo campo de goles unos rayos como soles tiene un Cupido desnudo.
Y en él, vejete traidor, pones tus armas tan mal. que son metal con metal y color sobre color.
No vienen todas al justo pues, por tus negros pecados, están los cuerpos cuitados sin los perfiles del gusto.
Dicen que se han de pintar las aves con fundamento en el propio movimiento de que mas suelen usar,
Y tú, por muy grande hazaña esa tu triste aguilica la pones muy pajarica habiendo de estar grifaña.
Bien harás si te desarmas y das en ser escudero, que no eres buen caballero pues tienes falsas las armas:
No cabalgues sin espuela, y mira q…

El bien común.

Imagen
Cuando un barco se halla inmerso en una feroz tormenta en alta mar, son el timonel y el capitán, el más humilde y el mando supremo, los elementos indispensables, las piedras angulares, que permiten llevar a buen puerto la nave. El resto, intendencia, sanitarios, cocina, pasajeros y mercancías son lastre pesado cuya descoordinación pueden ocasionar serios trastornos a la navegación.
Los cantos de sirenas con sus falsas promesas siempre prometidas, siempre incumplidas, sus utópicos mundos, sus lejanas realidades, sus continuas mentiras, sus futuros populistas, sus mediocridades cotidianas, sus revoluciones con piel de cordero, pueden hacer perder el rumbo por las profundidades abisales de la tormenta. Tener claro dónde queremos ir, cómo y cuándo, los medios que disponemos y lo que NO podemos sacrificar en nombre de ninguna bandera, recortadora o revolucionaria, permitirá que seamos todos quienes salgamos a flote. Somos personas, no votos ni resultados económicos. Pensemos como personas l…

La prueba de mi verdad.- Exposición de la BNE

Imagen
La prueba de mi verdad
fuente: Biblioteca Nacional de España (BNE)
Este verso de Teresa de Jesús resume lo que pretende ser la exposición de la BNE sobre su vida y obra en la conmemoración del V centenario de su nacimiento.
El discurso de su vida marca el camino, y sus palabras ilustran ese transcurso vital que comienza un miércoles, 28 de marzo de 1515 y se apaga en octubre de 1582 para empezar a brillar desde entonces como ejemplo para todos: en 1588 el gran humanista fray Luis de León editará sus obras y hablará de la “elegancia desafeitada” de su escritura y del deleite que da leerla, y en 1622 la santificará Gregorio XV. Teresa es una apasionada lectora desde su infancia, y esa condición indispensable para que pudiera ser tan excepcional escritora se mostrará con sus lecturas, con los libros que ella cita; el mismo marco de la exposición, la BNE, es un homenaje a esta gran creadora. Fue persona frágil de salud, pero fortísima en voluntad y decisión; y así se pone de manifiesto en el…

Proverbio japonés.

Si te caes siete veces, levántate ocho.

Soneto al Beato Fray Nicolás Factor por el doctor Jerónimo Virués.

Imagen
El Doctor Jerónimo Virués formó parte de la Academia de los Nocturnos, de Valencia (1591–1594). Nació en Valencia en el seno de una familia culta. Era hijo del médico y humanista Alonso de Virués, a quien se ha relacionado con Luis Vives, y tuvo tres hermanos: Cristóbal, militar y poeta que participó, entre otras, en la batalla de Lepanto, Francisco, que fue teólogo y beneficiado de la Iglesia de Valencia, y Jerónima Agustina Benita que se distinguió por su conocimiento del idioma latino.

SONETO AL Santo Fray Nicolás Factor
Entre manjares ver un hombre hambriento, verle entre ropas roto y destrozado, entre riquezas ser necesitado y en medio el mundo verle d'él esento.
Verle entre los trabajos más contento y entre regalos ir mortificado, cosa es grande, martirio bien pensado, y de corona digno vencimiento.
El Padre Nicolás Factor dichoso es en quien tanta santidad se encierra, cuyo valor ilustra el patrio suelo.
Y el deseo de ver al Rey glorioso tan a menudo le elevó en la tierra q…

si

Si etiquetamos, juzgamos,  si juzgamos, condenamos.

Etiquetas

Mostrar más