"La Vindicta", Marisol Sales Giménez


La Vindicta.
Autora Marisol Sales Giménez.
Bohodón Ediciones.
Ficción juvenil.
Páginas 174.

         Previo a cualquier comentario ubicar a la autora y su obra en el contexto adecuado. Se trata de una novela de ficción juvenil escrita por una muchacha cuando tenía, si la memoria no me falla, 12/13 años.
Sin menospreciar la labor realizada por otros autores, algunos de ellos grandes escritores, Marisol Sales equivale a Colón en una carabela frente al moderno Queen Mary. Desde mi punto de vista supone tener el valor de David frente al Goliat del mercado y la imaginación incipiente de un joven Tolkein.

Una intrépida aventurera dispuesta a desafiar las grandes historias con los argumentos más sencillos.
Nos hallamos ante una joven que escribe historias para jóvenes. Según sus propias palabras: “A los jóvenes hay que darles la historia que buscan, y cuando la encuentran, te atrapa.”
La Vindicta” forma parte de la trilogía de “Las Crónicas del ángel”, y supone la continuación de “La noche roja”.
Nada tendría de especial que una adolescente escribiese historietas para sus compañeros de colegio. El giro copernicano se produce cuando la autora vuelca en la novela un esqueleto complejo que vertebra minuciosamente para construir todo el edificio literario. Planteamiento nudo y desenlace, caracterización de personajes, evolución de sentimientos, escenas llenas de emoción y con la dosis acertada de violencia (ni la ñoñería de una bofetada, ni mal gusto por el exceso).
Marisol ha construido una obra donde tres amigos deben enfrentarse a las fuerzas del Mal al tiempo que deben atender a sus realidades diarias.
La historia es sencilla, cristalina, diáfana: ambiente de instituto, colegas que un día despiertan con poderes sobrehumanos y con una misión por cumplir. Ángel, Natalia y Javier, un triangulo peculiar al que se unirán otros personajes con rasgos similares. Los personajes llenan las carencias de su vida cotidiana con poderes sobrehumanos.
Malos y buenos, o tal vez seres no tan malos, ni tan buenos, bailan entre sí. Para nuestra autora la imagen de los malos no resulta feroz, es más, la idea es que los malos resulten atrayentes a sus presas. Una gran verdad, pues ¿quién se dejaría arrastrar por el mal si la primera imagen es aterradora? Madura reflexión para una muchacha.
Otros seres resultan tremendamente simpáticos, confieso mi debilidad por Kissy. Señalar que en esta entrega (“La Vindicta”), hay ciertos seres, nuevas apariciones, que suponen un filón para su creadora.
         Pese a aparentar maniqueísmo, hallamos en la historia el germen de conceptos vinculados a la esencia misma del ser humano. Como ya comenté en un post anterior, en “La Noche Roja”, primera parte de “Las Crónicas del Ángel”, se detecta una tendencia, inconsciente, a las grandes tragedias propias de autores como Shakespeare.
         Seres representativos del mal como demonios, vampiros y hombres lobo, aparecen entremezclados en una historia trepidante. La mitología popular que lucha por un nuevo mundo. Batallas que evocan escenarios como Narnia o duelos como en “Solo ante el peligro”.
Mas no construyamos una imagen errónea, estos estudiantes tienen momentos divertidos, dulces y amables.  Encontramos en sus protagonistas una evolución, un crecimiento propio de la edad.
Los personajes crecen con su autora. Sentimientos que surgen con el candor propio de la juventud. Descubrir la pureza de emociones que despiertan en ellos las primeras sensaciones, acompañarles en ese crecimiento personal, hace que los mayores recordemos nuestra pasada juventud. ¿Qué adulto no recuerda aquel primer beso que se perdió en una noche de luna llena (o en cualquier otro lugar)?
         Sigue pareciéndome interesante ese análisis indirectamente sociológico que representa el cuidado de los niños por los abuelos. La sociedad moderna desplaza a los progenitores en su función educativa. Con esto no descubrimos América, pero son los chavales quienes viven y sienten esa experiencia. Elisa y su relación con el discreto William, ejercen una gran labor formativa sobre los protagonistas. Sugerente relación que valdría la pena investigar.
         Un aspecto llamativo es su lectura fácil. Capítulos cortos que apoyan la comprensión por parte de los más jóvenes. Se diría que cada episodio es en realidad un acto de una pieza teatral perfectamente estructurada. Un registro oral propio de la edad, pero que al mismo tiempo aumenta en conceptos.
Quizás sea este otro de los aciertos de esta joven promesa que no defrauda en sus contenidos: sinceridad, sencillez, un mismo idioma, la manifestación de la realidad cotidiana y un descubrimiento de la vida en común.
El origen de estas crónicas es una redacción. Bendito el día en que la profesora propuso este trabajo escolar.  Marisol escribió un boceto, lo que sería después el primer capítulo. Transcurrido el tiempo, retomó aquella historia para desarrollarla y continuarla. Ahora la historia ya tiene su continuación.
         Como he mencionado la autora es una joven de quince años que ha terminado sus estudios en la ESO. Pese a su bisoñez, sus libros resultan de lectura obligatoria en más de medio centenar de institutos. Actualmente imparte charlas de motivación a la lectura y escritura en centros escolares.

Su obra traspasa fronteras llegando a lugares tan dispares como el Centro de desarrollo Infantil Eduardo Contreras de Managua (Nicaragua) o el Instituto René–Descartes de Lyon. Citar las reseñas a su obra realizadas por el periódico francés “LE PROGRES”.
Entre sus fuentes literarias encontraremos autores como Kerstin Gier, Javier Ruescas y Manu Carbajo.
Ha logrado importantes éxitos tanto en las ferias del libro de Madrid como Valencia. Fue una de las autoras que más ejemplares vendió. Como anécdota mencionar que en la feria de Valencia llegaron a agotarse sus novelas necesitando una reposición urgente de libros desde la editorial.
         No descarta explorar otros géneros además de seguir en el fantástico. Deseamos descubrir pronto como te adentras en esos mundos que me parecen muy interesantes.
         En continuo crecimiento, afirma:
Creo que además de crecer como escritora, en los talleres, me ayuda a crecer como persona y a conocer otras formas de acercarme a las historias.”
         Ojo a la autora. Una escritora que crece, evoluciona y que dará mucho que hablar. Este verano recomienda a tus hijos, y algún que otro adulto, los libros de Marisol Sales Giménez: “La noche roja” y “La Vindicta”


         Puedes escuchar, pese a los problemas de sonido, la entrevista que tuve el honor de realizarle en RwRadioDigital, el día 18 de mayo de 2016. Si quedas insatisfecho puedes buscar en Youtube otra entrevista, de mayor calidad, en el canal El hidalgo de las palabras, realizada el 21 de octubre de 2015.


Pincha en el enlace:







La otra entrevista que he mencionado y cuya calidad de sonido es mejor, se encuentra en:
https://www.youtube.com/watch?v=2QUZzME5LFI



Valencia y las nuevas calles o el despotismo ¿ilustrado? valenciano.

El despotismo ilustrado es un concepto político que surge en la segunda mitad del siglo XVIII, en Europa (Austria, Francia, Ru...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs