Entradas

Mostrando entradas de 2011

Unamuno.

Imagen
El 31 de diciembre de 1936 muere en Salamanca Miguel de Unamuno. Solo quiero recordarle con dos citas suyas: 1.- "El que tiene fe en sí mismo no necesita que los demás crean en él." 2.- Fue uno de los grandes incomprendidos en España, por eso la siguiente cita: “No, no soy fascista ni bolchevique; soy un solitario.”
Mi pequeño homenaje personal a este hombre.

“¿Qué es tu vida, alma mía?, ¿cuál tu pago?, ¡lluvia en el lago! ¿Qué es tu vida, alma mía, tu costumbre? ¡viento en la cumbre! ¿Cómo tu vida, mi alma, se renueva?, ¡sombra en la cueva!, ¡lluvia en el lago!, ¡viento en la cumbre!, ¡sombra en la cueva! Lágrimas es la lluvia desde el cielo, y es el viento sollozo sin partida, pesar, la sombra sin ningún consuelo, y lluvia y viento y sombra hacen la vida.” Miguel de Unamuno.


Sigue tu camino.

Mil estrellas valen un sueño y mil sueños un camino. algunos rotos, otros fallidos. Sigue tu camino caminante aunque tu sino sea el camino. Sigue tu camino caminante recuerda los perdidos y que la vida es un camino. MN

Y la palabra se hizo carne.

Y la palabra se hizo carne y acampó entre nosotros. La palabra se hizo nombre para llamar a cada cual tal como es, sin tapujos ni mentiras, sin veleidades ni hipocresías, al poderoso tirano, al sencillo humilde, a lo bueno bien, a lo malo mal. La palabra se encarnó en el verbo derramándose sobre nuestros corazones para reaccionar en el mundo; porque el verbo es acción y no quietud, de esta manera nos enseñó el significado de amar, perdonar, luchar, reír, sufrir, en definitiva vivir a pesar de los demás, con los demás y para los demás. La palabra se hizo adjetivo para calificar cada cosa conforme su rango y características desprendiéndose así la maravilla del universo y su entorno, la gratitud por lo eterno, el desprecio por lo mezquino.                 Que las palabras sean luz y no oscuridad para los necesitados y que llenen tu interior dando frutos en abundancia.

No busques, vive.

No desesperes por desconfianza, muestra tu fe y descubrirás la fe. No exijas amistad, regala amistad y recibirás amistad. No mueras en desamor, revive el amor y tendrás amor. No sueñes con escribir, escribe y serás escritor. No busques otras vidas, vive la vida y hallarás vida. No creas en utopías, encarna ideales y serás ideal. M.N.
Cesar descubrió 
en los ojos del traidor
el cruel brillo de la daga
envenenada con envidia
y temor.


Imagen

A Jose Luis Victoria y Editorial Hades

Gracias por tu invitación a la editorial. Espero que funcione y me alegra el hecho de que seáis independientes. Tengo que contarte que desde que finalicé y registré mi novela “La Corona de Uganda”, trama de novela negra con triángulo amoroso, estoy un poco harto de agentes literarios y editoriales. Remití un estudio, con tres capítulos a 38 agentes de los cuales tan sólo dos se mostraron interesados. Esos dos son de peso en el mundillo del libro y guiados por un loable espíritu de profesionalidad se dignaron a solicitarme la novela íntegra. Los otros, o no contestaron, o lo hicieron con amables palabras de que estaban saturados, buscaban literatura juvenil, romántica, que de momento no podían hacerse cargo de ninguna publicación. Es decir con variopintas respuestas que delataban no haber leído ni una sola página de lo que les remití. Curiosamente no sabían de qué trataba la línea argumental. Por cierto, uno de los últimos fue contestado con un e mail mío en el cual, con palabras amabl…

sobre la religión

La religión, sea la que sea, anglicana, budista, judaica, católica, es necesaria por encontrarse fuertemente vinculada al carácter existencial de la dimensión humana. La intercomunicación del individuo con la creación le libera de las ataduras materiales hacia la trascendencia de la luz. Esa interiorización renueva las fuerzas para regresar a un entorno en ocasiones demasiado hostil. Mención a parte consiste en determinar cuál es la religión verdadera, aunque como dijo Jesús:”el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”. No entraré en el tema, la cuestión es la necesidad de la perspectiva espiritual en una dimensión humana integral. La enfermedad, el caos, la pobreza, la corrupción maltratan degradando de forma sistemática a la persona bajo infinidad de situaciones, algunas imperceptibles, y solo es posible un enfrentamiento real a los problemas previo su análisis espiritual, después vendrá la respuesta material.            La reflexión y el recogimiento interior pueden ser n…

Al menos lo intentaré.

Imagen
Es mi vida y quiero vivirla. Es mi sueño y quiero soñarlo. Es mi camino y quiero caminarlo. No quiero otras vidas, lejanas, furtivas. No deseo otros sueños, extraños, furiosos. No quiero otros caminos, duros y pedregosos. Por lo mío lucharé, tal vez triunfe, tal vez fracase. Poco importa el resultado, pero al menos lo intentaré. Miguel Navarro







Una triste noticia.

Hoy he recibido la triste noticia. Era un SMS, un mensaje plagado de faltas de ortografía, pero eso no le salvaba de la gravedad. Su contenido no alterará los mercados bursátiles, ni modificará la trayectoria política del país, ni siquiera saldrá publicado en los ecos de suciedad, perdón, sociedad. Pasará desapercibido para la inmensa mayoría de los españoles. Por desgracia lo que ha ocurrido no es una novedad y, lamentablemente, no será el último caso. Algunos con final más desdichado.                 Era, mejor dicho, sigue siendo un hombre algo nervioso que puede tener muchos defectos y alguna virtud, pero sobre todo es un hombre honrado, de los que van de frente, de los que no saben de dobleces ni falsedades. Le conozco desde hace muchos años y quizás su defecto era que no estudió, jamás tuvo la mente preparada para esas lides, que desde pequeño solo ha sabido trabajar, deslomarse en un taller de mármoles, sin pararse a leer, ni hablar, ni discutir, ni estudiar. Eso era lo único qu…

A los que ganaron y a los que perdieron

A los que ganaron mis felicitaciones, a los que lloraron mis condolencias. A unos y otros solo les digo que en paz me dejen, que no pido que me salven, ni sus medias verdades, ni sus palabras mordaces. Solo busco estrellas, que en mi corazón vayan creciendo, con fuerza y pasión, con cosas bellas que devuelvan la ilusión.

Mi reino no es de este mundo.

Mi reino no es de este mundo, del mundo de la política corrupta, del integrismo religioso, de los grupos sociales excluyentes, de las tiranías económicas. Fueron claras las palabras y oscuras las traducciones que se hicieron, no solo en lenguas sino también en corazones. No voy a convencerte y me importa un rábano cuál sea tu credo o tendencia. En la vida solo hay dos clases de hombres: los que miran de frente o los que de soslayo mienten. Los que miran de frente son sinceros, íntegros. Defenderán sus ideales pero no por ello harán leña del árbol caído, pues sus corazones son magnánimos y generosos. Convencen y no imponen. Esos hombres no pertenecen a una casta determinada, pueden habitar en partidos de derecha o de izquierda, ser ateos o creyentes, transitar por el mundo de las finanzas o deslomarse en la mina más profunda. Entre ellos se reconocen y respetan, pues aunque viven entre personas que pueden no ser de su agrado, identifican, en la lejanía, la valía de su oponente.  Prestan…

Nosotros los sin techo

Nosotros, los sin techo, los que nada tenemos, los que todo perdemos, que nos roban la vida con mil rencillas y odios. Los que creemos aún en Dios, los que a Dios olvidamos, somos los que pedimos: amar y ser amados, escuchar y ser escuchados, ayudar y ser ayudados, perdonar y ser perdonados, porque solo escuchando ayudas y solo ayudando perdonas y solo perdonando amas.  Miguel Navarro.
Si tus dedos acarician el sueño de una estrella  y tienes una idea hermosa y bella; si llenas tus pulmones con aroma de nenúfares entonando canciones que recuerdan cantares, y hablan de amores en resecos corazones; si tu ilusión no está perdida entre flores marchitas; si en la cruel derrota te levantas a luchar, con el alma maltrecha y rota; si las fuerzas enemigas te superan en número y no importa lo que digas, sino lo que hagas y vivas, Grita. Grita cuanto puedas. Despliega banderas al viento y avanza sin remordimiento, pues con triunfo o fracaso, renaciendo o muriendo, al amanecer o al ocaso, subiendo o cayendo, tus oídos podrán escuchar el suave rumor celestial que sigue creyendo en tu pequeño ideal.
Miguel Navarro

Otro soneto de Quevedo

Mandóme, ¡ay Fabio!, que la amase Flora, y que no la quisiese; y mi cuidado, obediente y confuso y mancillado, sin desearla, su belleza adora.
Lo que el humano afecto siente y llora, goza el entendimiento, amartelado del espíritu eterno, encarcelado en el claustro mortal que le atesora.
Amar es conocer virtud ardiente; querer es voluntad interesada, grosera y descortés caducamente.
El cuerpo es tierra, y lo será, y fue nada; de Dios procede a eternidad la mente; eterno amante soy de eterna amada
Imagen
Soneto al niño guerrillero

Bendito niño que en malsana tierra viniste  para morir o rematar. Que tu vida no puedan arrebatar esas manos impuras de la guerra
que a jóvenes inocentes entierra tras conseguir su niñez desbaratar. Solo puedes su voluntad acatar viendo que tu futuro se entrecierra;
marcándote en el rostro la violencia, sembrando con tu sangre la semilla, de un mañana maldito sin clemencia.
Malditos infames de pesadilla que justifican en su decadencia el uso de niños en la guerrilla. Miguel Navarro




The ballad of Sacco and Vanzetti

Balada sobre un hecho tristemente real, balada tan triste como el suceso, balada tan trágica como sus vidas. ¿Cuándo el ser humano será capaz de superar sus miserias? Miseria y podredumbre, odio a lo diferente, negación a los cambios. Solo Dios basta, pero que triste que los hombres sigan siendo incapaces de tener magnanimidad o quizás una pizca de compasión. Tal vez olvidamos el sentido de la justicia con tanta frecuencia que nos resulta imposible reconocerla en la vida cotidiana.
Parece ser que estos hombres fueron condenados a pena de muerte (silla eléctrica – sería por estar en invierno para permanecer calentitos) por un delito que no cometieron y que en el juicio la acusación se centró en sus ideas políticas.
http://www.youtube.com/watch?v=HNKPUuxaLRE&feature=related&noredirect

Lope de Vega

Pastor que con tus silbos amorosos me despertaste del profundo sueño, Tú, que hiciste cayado de este leño, en que tiendes los brazos poderosos,
vuelve los ojos a mi fe piadosos, pues te confieso por mi amor y dueño, y la palabra de seguirte empeño tus dulces silbos y tus pies hermosos.
Oye, pastor, pues por amores mueres, no te espante el rigor de mis pecados, pues tan amigo de rendidos eres.
Espera, pues, y escucha mis cuidados; ¿pero cómo te digo que me esperes, si estás para esperar los pies clavados? (Rimas sacras, 1614)

Meditación de Emilia Pardo Bazán

“Por todas partes cubre el manto de la política intereses egoístas y bastardos, apostasías y vilezas; pero al menos, en las capitales populosas, la superficie, el aspecto, y a veces los empeños de la lid, presentan carácter de grandiosidad. Ennoblece la lucha la magnitud del palenque; asciende a ambición la codicia, y el fin material se sacrifica, en ocasiones, al fin ideal de la victoria por la victoria. En el campo, ni aún por hipocresías o histrionismo se aparenta el menor propósito elevado y general. Las ideas no entran en juego, sino solamente las personas y en el terreno más mezquino: rencores, odios, rencillas, lucro miserable, vanidad microbiológica. Un combate naval en una charca.” (Los Pazos de Ulloa – Emilia Pardo Bazán).
Me iré en silencio, con la tranquilidad de que el otoño no sea el vacio, ni el final, ni el fondo, sino un nuevo empezar de mi felicidad.
Pues todo depende de cómo lo quieras mirar, vaso lleno, vaso vacío, pesada broma de un tiempo perdido.
Para ti acaba, para mí empieza, a mí me abraza, en ti tropieza.
Ven a mi lado y llena las manos, de vida y despertar. (Miguel Navarro)
“Díjome la muerte: - ¿Qué miras? - Miro – respondí – el infierno, y me parece que lo he visto otras veces. - ¿Dónde? – preguntó. - ¿Dónde? – dije yo -. En la codicia de los jueces, en el odio de los poderosos, en las lenguas de los maldicientes, en las malas intenciones, en las venganzas, en el apetito de los lujuriosos, en la vanidad de los príncipes.” – Francisco de Quevedo.

Oda a la toma de Larache

Imagen
En los años 1610 – 1611, es decir hace cuatrocientos años, don Luis de Góngora y Argote difunde en la Corte la “Oda a la toma de Larache”. Este poema es un punto de inflexión en la obra del autor cordobés. Hasta ese momento su estilo sigue la norma de los escritores del barroco español donde el conceptismo se preocupará esencialmente por el contenido, por el fondo. Buscaría la sutileza, la profundidad o la densidad. Sus recursos más característicos serían los juegos de palabras, los dobles sentidos. Sin embargo en Góngora se desarrollan otras características que se entremezclan desde sus primeras piezas: se preocupará por la “forma”, buscará la belleza, la riqueza sensorial, la ornamentación exuberante, la brillante dificultad. Para ello será necesario el uso del léxico culto, el retorcimiento sintáctico y las metáforas audaces. Esto es lo que se convertirá en “culteranismo”, también conocido como “gongorismo”. Hay que recordar que en esta época, escritores de uno u otro bando utiliza…

Cuando canto

Cuando canto cuentas, cuando cuento cantas cantos diferentes, cuentos a destiempo. Así en todo momento
Cuando cuento cantas cuando cantas cuento, pequeñas historias con estos lamentos que de noche y de día nos dan sufrimientos.
Cuando canto cuentas, cuando cuento cantas. Mucho estoy contando y poco cantando, pues así es la vida: algo compartiendo y poco entendiendo Cuando cuento cantas cuando cantas cuento. (Miguel Navarro)

Rindiendo cuentas

Finalizadas las vacaciones llega el momento de rendir cuentas a Cronos antes de ser alcanzados por la Parca. La memoria es el sueño que nos queda de una vida ya gastada. Rememorar los acontecimientos es reafirmar nuestra existencia frente a la inmensidad del vacío, resucitar el ave Fénix preparando un nuevo mañana.                 Un mes de vacaciones puede dar mucho o nada por lo que era necesario coger el toro por los cuernos. Enfrentarse, no al futuro indefinido, sino al presente cotidiano y oscuro. Lidiar a la diosa Fortuna evitando los avatares del mundo. Sin dilaciones preparé el camino y, entre ladrillos rotos, propios de albañil aprendiz, y cuidar el jardín, con hermosas rosas multicolores, dialogué con Luis de Góngora y Félix Lope de Vega, anduve por los Pazos de Ulloa acompañado por la inigualable Rosalía de Castro, sin salir de un pequeño pueblo de Valencia,. Ayudé en misas y oraciones rezando a ese Dios escondido entre las nubes que escucha nuestros corazones…

De vacaciones.

Imagen
Regreso finales de agosto, primeros de septiembre. Saludos a todos.



Pensamientos

Entre los fragmentos de la derrota se encuentra la semilla de la victoria. Aprovecha el momento, sonríe y empieza a caminar porque la vida es una rueda que no se detendrá. Miguel Navarro.
Imagen
La traición es un arma arrojadiza directamente proporcional a la persona que lanza el daño y a la integración en el proyecto común. Suele ser un dardo envenenado que hiere de gravedad el alma. Podrán derrotarte pero no vencerte, recuerda que el Ave Fénix renace de sus cenizas. La esperanza se cobija en el corazón y vivirá en su interior mientras este quiera.  Podrá ser alegre o triste, bulliciosa o silenciosa, en función de los ideales con que la alimentes. Si tus ideales son puros podrá sobrevivir por duros que sean los vientos del exterior. No pertenece al reino de los hombres sino del alma y en el alma viven las estrellas más hermosas. Si has caído levántate, sonríe y adelante, las mejores batallas están por llegar.





En la vida hay dos clases de hombres y no se diferencian por su estatus social, el color de la piel, sus estudios o la religión que profesan. Unos son los que se dejan llevar por la corriente, sin ser capaces de analizar la realidad, o bien se limitan a complacer sus instintos animales. Han tenido suerte en la vida y se limitan a sobrevivir.
Otros, en cambio, son los que se levantan antes que el sol, caen cien veces y otras tantas se levantan, que tienen las manos abiertas para atender a quien les necesita o se enamoran del sueño de una estrella. Estos últimos son los que dedican toda su alma y todo su cuerpo a cumplir con su deber pese a lo duros que sean los vientos. Unos son los vividores, otros los luchadores.

La sentencia

Imagen
Cuento dedicado a los escritores Sebastian Roa,  Merche Gonzalez, Ana Maria Arroyo, Angel Utrillas, el Colectivo Mala Uva, el Club de los Poetas Vivos y Círculo Poético.

Mientras la ciudad duerme, oscuros personajes transitan por sus calles, callejones y avenidas. Unos buscan con desespero el néctar de los dioses entre licores vomitivos, otros deambulan por sórdidos tugurios a la captura del sexo perdido y la mayoría persiguen sueños que efímeros florecieron en un pasado no tan lejano. Seres insípidos, víctimas propiciatorias de un festival carnal, transitan incapaces de encontrar un objetivo, dejándose llevar por la marea, el cierzo o la fluctuante improvisación del mediocre.    Intuyo que Mike Mcnamara sospechaba algo del temporal que se avecinaba por occidente. Nubes espesas que ennegrecían las vías, apenas iluminadas por maltrechas farolas, se introducían de forma paulatina entre coches aparcados. Por si las moscas decidió salir con paraguas, quizás el chaparrón fuese antes de lo pr…

Etiquetas

Mostrar más