Muere la vida, y vivo yo sin vida (Lope de Vega)


Muere la vida, y vivo yo sin vida,
ofendiendo la vida de mi muerte.
Sangre divina de las venas vierte,
y mi diamante su dureza olvida.

  Está la majestad de Dios tendida
en una dura cruz, y yo de suerte
que soy de sus dolores el más fuerte,
y de su cuerpo la mayor herida.

  ¡Oh duro corazón de mármol frio!,
¿tiene tu Dios abierto el lado izquierdo,
y no te vuelves un copioso río?

  Morir por él será divino acuerdo,
mas eres tú mi vida, Cristo mío,
y como no la tengo, no la pierdo.


Lope de Vega.

Catalina de Cardona, la madre buena o la venerable olvidada.

Catalina de Cardona, la madre buena o la venerable olvidada.

Fuentes:
Wikipedia.
Vida de la madre Catalina de Cardona por fray Juan de la Miseria. Texto del siglo XVI (Bancroft Library, UCB, Fernán Núñez Collection, vol. 143) Antonio CORTIJO OCAÑA (University of California, Santa Barbara) y Adelaida CORTIJO OCAÑA (University of California, Berkeley)
Dicenda. Cuadernos de Filología Hispánica 21año 2003, 21 21-34
http://rumboalvcentenarioteresiano.blogspot.com.es/
http://www.villalgordodeljucar.com/
Libro de las Fundaciones, Santa Teresa de Jesús, capítulo 28.


Doña Catalina de Cardona
   
Conocida como Beata Catalina de Cardona, no ha sido beatificada oficialmente, y es reconocida como venerable. “Beata" era el nombre que recibían las mujeres laicas que adoptaban un estilo de vida retirada y religiosa y, a partir de esta denominación se ha originado la confusión.
Estas mujeres vivían en un ambiente de reforma espiritual y estaban influidas por las ideas de la contrarreforma; dejaban la vida mundana por la monástica o la 'eremítica, llegando a extremos de extrema austeridad.
Su fama de santidad y milagros se extendió por toda España. Entre sus admiradores más sinceros se cuentan san Pedro Alcántara y santa Teresa de Jesús.
En principio su vida fue divulgada por los primitivos carmelitas descalzos, y también por S. Teresa, como legendaria palaciega que asombró por penitencias a toda España.
A pesar de ello, sólo se conocía una breve reseña bio-bibliográfica sobre la beata carmelita publicada en el Diccionario de Historia Eclesiástica de España (Quintín Aldea Vaquero, 1972)
            Sin embargo, llama la atención que la vida de la madre Catalina de Cardona también aparece en un manuscrito de la “Fernán Núñez Collection” (FNC) de la Biblioteca Bancroft de la Universidad Californiana de Berkeley. En esta colección hay un relato de su vida de gran importancia en cuanto a que fue escrito por el gran pintor de santa Teresa de Jesús, fray Juan de la Miseria (el napolitano Jan Narduck, nacido en Casarciprano, 1526, y fallecido en Madrid el 15-IX-1616).

El texto es de sumo interés por el relato fresco que se nos hace de la vida de la madre (dictado por la propia Catalina)  y en él se detecta a todas luces que fue redactado por un italiano, pues los italianismos que salpican la narración son abundantes. Una versión del estudio realizado sobre la madre Catalina se presentó como ponencia en el homenaje a Francisco Márquez Villanueva que le hizo el Colegio Complutense en la Universidad de Harvard (Los quilates de su oriente) en el enero del 2003.
En la Colección pudo entrar por varios conductos. Uno de ellos sería la amistad del duque de Frías con la familia Cardona o con la de los príncipes de Salerno. En la FNC se guardan además numerosas obras que se relacionan con el reino (virreinato) de Nápoles, habida cuenta del nombramiento como virrey de dicho lugar del condestable Velasco.
Son también abundantísimas las obras en italiano que tratan sobre España (fundamentalmente relaciones geográficas sobre la Península Ibérica), así como existen también obras literarias escritas en italiano. Por otra parte, no puede olvidarse un posible contacto carmelita. Así, recordemos que san Juan de la Cruz tiene una aparición en la FNC al incluirse en la misma una Historia de Medina del Campo en que se hace mención del santo y de su hermano.
Cualquiera de esos conductos (con preferencia el primero mencionado) podría avalar la presencia en la FNC de este relato carmelita.
Probablemente nació en Nápoles, aunque existen sospechas de que pudo ser en Barcelona, lo único cierto es que fue en 1519. Hija natural de Don Ramón de Cardona, este la ocultó en un convento de capuchinas de Nápoles, de donde salió para contraer matrimonio.
Muy devota, influyó en su marido, que cambió su manera de vivir, pero murió muy pronto. Viuda, regresó al convento de las capuchinas, donde vive como seglar, pero se entregara a la espiritualidad y la religión.
Pertenece a ese grupo de monjas y beatas que abundó en Castilla y Extremadura en las postrimerías del siglo XVI y comienzos del XVII. Durante numerosos años vivió en una cueva.
De la notable familia catalana de los Cardona, de entronque real aragonés, su padre. D. Ramón de Cardona, fue general de las tropas españolas en Nápoles. Catalina, por rama paterna, pertenecía a la ilustre familia de los Cardona, a la rama de los barones de Bellpuig, cuyo primer barón fue Gondevaldo de Anglesona: La Baronía de Bellpuig, que andando los tiempos vino a recaer en la casa de Cardona, ya existía con anterioridad a 1139.
Hugo de Cardona, decimotercero barón, casó con doña Elfa de Perellós, de la que tuvo como tercer hijo a Ramón de Cardona, decimosexto barón de Bellpuig, primer duque de Soma, que a su vez casó con doña Isabel Enríquez de Requesens, condesa de Palamós. El hecho de ser llevada a Nápoles y no ser criada por la esposa de su padre hace indicar que pudiese ser hija ilegítima de Ramón.
Su padre, el «Gran Capitán» catalán, venció, al frente de la escuadra, en Mazalquivir,

"La Celestina", un par de citas:

"La ajena luz no te hará claro, si la propia no tienes".


"Ninguno es tan viejo, que no pueda vivir un año ni tan mozo, que hoy no pudiese morir".

Soneto a un crío en un gueto.

Vino el muchacho al mundo más inmundo
que pueda haber en la oscura ciudad.
Sobreviviendo de la caridad
crece en la calle como vagabundo

donde florece el odio más profundo
que pueda hacerse a la diversidad
No comprende la palabra amistad
cuando no sabe de dónde es oriundo

cuando solo conoce pelear
para poder comer y malvivir
con quienes le quieren regatear

lo mínimo para poder vivir.
Mientras los demás a parlotear

lo bello que es en la ciudad vivir.


Elvis Presley - In The Ghetto (Music Video) (1969)

Escribo una traducción, libre y personal, respetando el espíritu original de la canción “In the ghetto” de Marc Davis y popularizada por Elvis Presley.
En todas las ciudades españolas se han creado zonas o barrios de negros, chinos, musulmanes o hispanos (curioso término para emplearlo los españoles, que de forma hipócrita lo sustituimos por latinos).
En esos lugares residen seres humanos menospreciados, criticados y arrinconados en unas condiciones de vida ínfimas. La canción habla de Chicago pero podría ser Valencia, Madrid, Sevilla, Zaragoza o Barcelona. No vemos, lo que es peor, no queremos ver esos lugares que a medio plazo pueden convertirse en polvorines de violencia radical. Quizás algunos de ellos sean los autores materiales de lo que puedan realizar, sin embargo los autores intelectuales somos nosotros con nuestro mirar hacia otro lado.
                Hijos de dioses desconocidos que al final resultan ser hijos de un mismo Dios visto con prismas diferentes. Cada ser humano tiene un alma y el alma es un don de Dios. Conforme cuidemos esas almas cuidaremos nuestra relación con Dios. No solo de oraciones vive el hombre. De todas las virtudes es la caridad la mayor de ellas. Si no tengo amor nada soy. Sirva este humilde texto como homenaje y respeto a esos hombres y mujeres que sobreviven cada día contra viento y marea. In the ghetto. (a continuación poema, no literal, y letra original).

Una mañana fría,
mientras nieva en Chicago,
un pequeño viene al mundo
en el gueto.

Y su madre grita,
por el triste chillido
del niño. Frío y hambre
en el gueto.

Dime ¿dónde están?
El niño quiere pan,
ayuda para salir hoy de aquí.
Ábrele los brazos, sí
para que eso sea así.
Echa un vistazo,
y no le olvides
en el gueto.

El muchacho crece.
el mocoso juega en las calles
hoy del gueto

Bajo el manto de frío,
el hambre le empuja al río
aprendiendo a robar,
aprendiendo a pelear
en el gueto.

Y un día, desesperado
toma un arma y asalta.
Intenta robar, escapar
pero no llega
Y su madre grita.

Muchos curiosos van
para ver un joven tumbado,
boca abajo, en las calles
en el gueto.

Y en otro lugar,
en el corazón de Chicago,
otro niño pobre nace
en el gueto

Y su madre grita.





As the snow flies
on a cold and gray chicago mornin'
a poor little baby child is born
in the ghetto
and his mama cries
'cause if there's one thing that she don't need
it's another hungry mouth to feed
in the ghetto
people, don't you understand
the child needs a helping hand
or he'll grow to be an angry young man some day
take a look at you and me,
are we too blind to see,
do we simply turn our heads
and look the other way
well the world turns
and a hungry little boy with a runny nose
plays in the street as the cold wind blows
in the ghetto
and his hunger burns
so he starts to roam the streets at night

and he learns how to steal
and he learns how to fight
in the ghetto
then one night in desperation
a young man breaks away
he buys a gun, steals a car,
tries to run, but he don't get far
and his mama cries
as a crowd gathers 'round an angry young man
face down on the street with a gun in his hand
in the ghetto
as her young man dies,
on a cold and gray chicago mornin',
another little baby child is born
in the ghetto


Himno a SM Isabel II, de José Zorrilla, música de Sebastian Iradier

Transcribo este curioso himno escrito por Zorrilla donde además cabe resaltar la figura de Sebastian Iradier. Este último fue un compositor vasco y buen español (Lanciego, Álava, 20 de enero de 1809 - Vitoria, 6 de diciembre de 1865), quizás algo aventurero y liberal, que se hizo famoso, entre otras cosas por su habaneras, en concreto por “La Paloma”, o su “Arreglito” que incluyó Bizet en la ópera Carmen

CORO
El sol abre su oriente
Detrás de tu dosel,
Y ve la hispana gente

Su sol en ti, Isabel.

ESTROFA 1.ª
En pos de largos años de belicoso duelo
Tu cándida sonrisa nos vienes a mostrar

Valencia y las nuevas calles o el despotismo ¿ilustrado? valenciano.

El despotismo ilustrado es un concepto político que surge en la segunda mitad del siglo XVIII, en Europa (Austria, Francia, Ru...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs