Diablo y discípulo llegaron a...



De esta forma llegaron a Valencia, enseña del Mediterráneo, madre adoptiva de Rodrigo Díaz de Vivar, rosa perfumada de Levante y orgullo español, semáforo de Europa, murciélago ruidoso en noches de verano, cuna de flores y naranjos, de luz y de colores, de pólvora y arrozales, eterna tercería en capitalidades hispanas, esplendoroso contraste de pasado y futuro que pierde el presente, sastrería de moda, inversora de los siete pecados capitales y algunos otros provincianos, circuito de carreras en la fuga de cerebros, pescadora de sueños pecadores, velero al viento descuajado por huracanes trapicheados. Pueblo trabajador, mestizo y afable, que reúne en sus calles esfuerzo y sudor, penas y alegrías, amabilidad, humor y amor… (Aventuras y Desventuras de un Diablo Cojo, Capítulo XVII)


Somos lo que somos



Somos los que somos,
no seremos más,
ni menos seremos,
pero sí somos
los suficientes.

No somos la fuerza
que antaño movía,
la noche y el día,
Somos todavía,   
de la vida el sueño
del sueño alegría
tornado pesadilla
contra la vil mentira.

Somos lo que somos
corazones estoicos
en tiempos heroicos,
Puede que nos hundan,
y que nos venzan
y nos destruyan
pero quizás
en nuestra unidad
podamos gritar
al fin libertad.

Mucho hemos perdido,
pero aún nos queda
mucho por ganar,
que es aquel que une
quien más sabe amar,
y solo odiar sabe
aquel que desune.

Tal vez parezcamos,
muy debilitados,
mas tiempo y destino
funden y refunden
una voluntad
decidida a seguir
luchar y combatir,
buscar y encontrar
y si fuese preciso
no ceder y morir.


Poema inspirado en un fragmento del poema “Ulyses” del poeta británico Alfred Tennyson

Texto original de Tennyson:

It may be that the gulfs will wash us down:
It may be we shall touch the Happy Isles,
And see the great Achilles, whom we knew.
Tho' much is taken, much abides; and tho'
We are not now that strength which in old days
Moved earth and heaven, that which we are, we are;
One equal temper of heroic hearts,
Made weak by time and fate, but strong in will
To strive, to seek, to find, and not to yield.


Teatro.- Alícia En El París De Las Maravillas.- Obra Completa.1984





La historia se encuentra más allá de derechas e izquierdas, de pobres y ricos, de fronteras y permisos de trabajo, de imbecilidades y estupideces. Un mundo sencillo y eterno, desenfadado y tierno que se conjuga con el verbo amar. Sus protagonistas, con defectos incluidos, rezuman españolidad que conquista corazones en lugar de territorios. Una pieza teatral sin pretensiones, que nada dice y todo lo cuenta.




             

         Sobre Miguel Sierra pocas cosas conocemos. Nacido el 2 de agosto de 1932 en Peñaflor (Zaragoza), falleció en Madrid el 8 de marzo de 2015.
          Estudió en Barcelona y había recorrido media Europa. Por eso conocía el fenómeno de la emigración, la nostalgia de los españoles desplazados.
En 1967, con la novela “De octubre al mar”, quedó finalista en premio Nadal de Novela, pero siguió en el anonimato una década más. Otra novela suya era “Un largo camino cerrado”
Escribió un teatro costumbrista, muy del agrado de los espectadores y poco de “la intelectualidad”. A su padre y a su hermano mayor lo fusilaron los de “derechas”, a Miguel le condenaron al olvido los “progres”.
En “Alicia en el París de las maravillas”, los tipos descritos por Sierra están vistos en la realidad. Trasplantados con soltura. Hay que felicitarse de un autor de comedia español en que la denuncia, siendo veraz, carece de resentimiento.  
Pese al tremendo éxito de “Alicia en el París de las maravillas”, estrenada el 14 de marzo de 1978 su obra fue escasa: “María la mosca” (1980), “La belleza del diablo” (1986) y “Palomas intrépidas” (1990). Tras Palomas, desapareció con la misma discreción de que había hecho gala durante su década de éxito escénico.
            Realizó las siguientes adaptaciones teatrales: “Buenas noches, madre” (1984), con Mary Carrillo y Concha Velasco. Un año más tarde tradujo “Amantes”, estrenada en el teatro de La Comedia. Menos fortuna tuvo con la adaptación de “Eclipse total” (1989) y en 1994 llevó “Destino Broadway” a los escenarios.

“Mi teatro es un teatro de la comunicación. No podemos seguir con el teatro de la incomunicación, que es un camino terminado. El ser humano está hecho para comunicarse y hay que interesarse por los problemas actuales. Creo que mis personajes son un poco esos seres marginados que intentan meterse en la sociedad” Miguel Sierra.

Fuentes:
https://www.madridiario.es/noticia/420560/cultura-y-ocio/muere-miguel-sierra-autor-de-alicia-en-el-paris-de-la-maravillas.html
http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2015/03/22/105.html
https://elpais.com/diario/1978/03/15/cultura/258764409_850215.html

Diablo y discípulo llegaron a...

De esta forma llegaron a Valencia, enseña del Mediterráneo, madre adoptiva de Rodrigo Díaz de Vivar, rosa perfumada de Levante y orgull...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs