Místicismo y poesía. Daniel Faria y su poesía.



Daniel Augusto da Cunha Faria (Baltar, 10 de abril de 1971 - Monasterio de Singeverga, Oporto 09 de Junio de 1999), mitad monje, mitad poeta.  Más conocido como Daniel Faria, fue uno de los principales poetas portugueses contemporáneos.
Sintió pronto la vocación sacerdotal (como otro de los más citados poetas portugueses de ahora, José Tolentino Mendonça). Estudió Teología y Literatura, posteriormente ingresó como novicio (1997) en el monasterio benedictino de San Benito de la Victoria. Pasó al monasterio de Singeverga (1998). La noche del 2 al 3 de junio del año siguiente, tiene un accidente doméstico en su celda. Tras unos días en estado de coma, fallece el 9 de junio en el Hospital de San Juan (Oporto).
Fuentes:
Wikipedia.
LASNUEVEMUSAS.COM
AGENCIA.ECCLESIA.PT
Traducciones poemas: Sandra Santos.
El Cultural. El Mundo.

Coleccionaba piedras, amaba la luz de las iglesias, el teatro, la literatura, la música, el cine; amaba a sus amigos con una entrega casi obsesiva.
Le dio tiempo a escribir tres libros de poemas que permanecieron inéditos hasta que Vera Vouga los recogió en su edición de la Poesía de Faria.
Sus obras más destacadas son “Explicación de los árboles y de otros animales”, “Hombres que son como lugares mal situados” y “De los líquidos”, así como un número indeterminado de libros manuscritos de un único ejemplar que regalaba a sus amigos, y de los que apenas se ha publicado uno, “El libro de Joaquim” (Joaquim es el amigo al que se lo regaló, un compañero de seminario).
La arquitectura poética de Daniel Faria nace de la tierra quemada, pero en la sinfonía de sus palabras brota una siembra evangélica. Es fértil... apunta al horizonte.
En el ambiente rural se reflejan episodios importantes de su infancia. Desarrolla imágenes en color con elementos bíblicos. En este abrigo bucólico muestra la epifanía de su semilla vocacional:    

"En este lugar de transición me mantiene mendigo"
    "Neste lugar transitório mantém-me mendigo"

“Si vas por el centro de ti mismo”, Faria se expresa de manera concisa. Escoge personajes que deambulan en desiertos bíblicos. Una Sara envejecida que deshace los bajos de sus vestidos, su esclava, un arquero, el niño que duerme cerca de un arbusto. Lot y Abrahán dialogan. Pone voz a la mujer adúltera y al hijo pródigo. Se evocan los ríos de Babilonia, la ciudad de Sarepta, el príncipe Jonatán y el profeta Ezequiel. Los elementos del poema son el pozo, la vid, el velo, la reja del arado, el haz de leña, las casas destruidas.

Libros recomendados:
“Hombres que son como lugares mal situados” Ediciones Sígueme. Enero 2016.
“De los líquidos” Ediciones Sígueme. Enero 2017.
“Explicación de los árboles y de otros animales”. Ediciones Sígueme Diciembre 2014.

El eje central de su vida fue compartir. Compartir la palabra, la amistad, la poesía y la fe. Pero también compartir el teatro, donde encontró un lenguaje único. Daniel escogió una vida apagada, pero su obra entera es una respuesta a la palabra de Dios, afirmaba un compañero del monasterio de Singeverga. “No imaginas cómo brillaba cuando actuaba, cuando salía a escena se transformaba”, decía otro.

"Sé que estoy viajando en la palabra que se mueve"
"Sei que estou em viagem na palavra que se move"

En él existía la necesidad de representación. Y precisamente a partir de la representación se entiende la fe. Si la fe está en algún lugar, está en el rito y no en la doctrina. La fe es una forma de hacer y actuar, una presencia, una actitud. Así, aparece en este espectáculo, donde los cuerpos se vuelven archivo y memoria de esos gestos de fe, de esas distintas formas de bailar, de esas distintas formas de preguntar: ¿aceptarás ser tocado, estás disponible? Daniel Faria, la vida apagada se ha encendido.
Su poesía es un milagro inmenso. Se caracteriza por su clarividencia, espiritualidad y delicadeza. Su voz emana desde el interior, habla en un tono umbilical, sin trucos, nos enseña a amar el asombro de la vida.

No creo que cada uno tenga su lugar.    
Creo que cada uno es un lugar para los demás.
"Não acredito que cada um tenha o seu lugar.
Acredito que cada um é um lugar para os outros"

En él se refleja la trascendencia: el hombre que elige una forma de vida extrema y dialoga con Dios. Este Dios no es algo extraño, raro, interno o externo; es existencia misma en la experiencia del cuerpo.
La idea central de su poética se encuentra en "el mecanismo secreto del amor" que es "ese proceso de diálogo, con el escrito, con los poemas entre sí, en la intertextualidad de los poemas con otros autores".
Poesía meditativa, contemplativa, luminosa con la luminosidad de quien sabe que la oscuridad es uno de los matices más hermosos de la luz, capaz de metáforas que nos hacen ver el mundo de nuevo en profundidad, la poesía de Faria es excepcional. Le fascinaba la luz, en especial la de las iglesias. Para él "la luz esencial es la luz de la mañana" ("Guarda la mañana", escribe en un poema). Estamos ante iluminaciones o epifanías: "E injerto luz / en todo lo que nombro", escribe.
La mejor poesía se sirve de las palabras para reinventar el silencio. Y así ocurre casi en cada poema de Faria, que hace de la hondura un himno y de la intensidad, un mantra. El mundo de Daniel Faria es el mundo del símbolo. Y prima, sin duda, así como lo metafórico: árbol, pájaro, piedra, casa...
Es un auténtico apóstol de la naturaleza que, a través del escenario metafísico de palabras, muestra los valores de la vida y apunta a la muerte como un proyecto de futuro.

"El interior de la casa
Y estar chispa donde la vida de la muerte    
Y se rompe la vida"
"O interior do repouso
E ser faúlha onde a morte vive
E a vida rompe"


"El silencio se revela como la palabra perfecta al final". Le gusta "dialogar con el silencio".
Su poesía es sencilla en su ejecución formal, pero nada simple. Recuerda cierta línea hermética, no tanto por la dificultad de encontrarle sentido cuanto por sus rasgos elípticos, de suma economía verbal. Poesía de aire metafísico. Poesía delicada. Poesía "pobre", sí, pero plena de significados ("manifestación primigenia de lo divino").
El proceso de escritura consiste en "aprender a eliminar", "partiendo de lo que ya está descubierto".
Nunca aparece una coma, son frecuentes las palabras nada y vacío.
Deslumbramientos de un ser que observa la realidad con la inocencia, la perplejidad y el asombro del que no entiende. De ahí lo de "explicaciones", palabra clave que antecede los títulos de todos los poemas del libro “Explicación de los árboles y de otros animales”.
De las casas, por ejemplo, una de las series más hermosas del volumen, donde describe la celda:
"Estoy entre paredes blancas.
Cuatro paredes mi celda, 
el frío, la soledad y mi catre. 
La luz entra siempre de noche.".

Obras:   
Uma Cidade com Muralha, 1991, poemas.
Oxalida, 1992, poemas.
A dos ceifeiros Casa, 1993, poemas.
Que homens são com Lugares veces siutados, 1998, poemas.
Explicação dos Arvores e de Otros animales, 1998, poemas.
Un Vidae conversação de Agostinho libre Entre un Aprendizagem eo ensino da Cruz, 1999 poemas.   
Legenda párrafo Uma Casa Habitada (póstumo), 2000, poemas.   
Dos Líquidos, (a título póstumo), 2000, poemas.

POEMAS:

Hombres que son como lugares mal situados
Hombres que son como casas saqueadas
Que son como sitios fuera de los mapas
como piedras fuera del suelo
como niños huérfanos
Hombres sin huso horario
Hombres agitados sin brújula donde reposar

Hombres que son como fronteras invadidas
Que son como caminos fortificados
Hombres que quieren cruzar los atajos sofocados
Hombres sulfatados por todos los destinos
Desempleados de sus vidas

Hombres que son como la negación de las estrategias
Que son como los escondites de los contrabandistas
Hombres encarcelados aprisionados abriéndose con cuchillos

Hombres que son como daños irreparables
Hombres que son sobrevivientes vivos
Hombres que son sitios desviados
Del lugar

Homens que são como lugares mal situados
Homens que são como casas saqueadas
Que são como sítios fora dos mapas
Como pedras fora do chão
Como crianças órfãs
Homens sem fuso horário
Homens agitados sem bússola onde repousem

Homens que são como fronteiras invadidas
Que são como caminhos barricados
Homens que querem passar pelos atalhos sufocados
Homens sulfatados por todos os destinos
Desempregados das suas vidas

Homens que são como a negação das estratégias
Que são como os esconderijos dos contrabandistas
Homens encarcerados abrindo-se com facas

Homens que são como danos irreparáveis
Homens que são sobreviventes vivos
Homens que são sítios desviados
Do lugar

Hombres que son como proyectos de casas
En sus balcones inclinados hacia el mundo
Hombres en los balcones hacia la vejez
Muy estropeados por las intemperies

Hombres repletos de envases esperando la lluvia
Quedos en espera
De un compañero posible para el diálogo interior

Hombres muy vueltos para un modo de ver
Una mirada fija como quien viene caminando al encuentro
De si mismo
Hombres muy poco listos tan desprevenidos
Para recibirse

Hombres bajo la lluvia con las manos en los ojos
Imaginando relámpagos
Hombres abriendo fuego
Para enjugar el rostro, para cerrar los ojos
No tan preparados, tan desprevenidos
Tan confusos esperando un sistema solar
Donde sea posible una sombra mayor.

Homens que são como projectos de casas
Em suas varandas inclinadas para o mundo
Homens nas varandas voltados para a velhice
Muito danificados pelas intempéries

Homens cheios de vasilhas esperando a chuva
Parados à espera
De um companheiro possível para o diálogo interior

Homens muito voltados para um modo de ver
Um olhar fixo como quem vem caminhando ao encontro
De si mesmo
Homens tão impreparados tão desprevenidos
Para se receber

Homens à chuva com as mãos nos olhos
Imaginando relâmpagos
Homens abrindo lume
Para enxugar o rosto para fechar os olhos
Tão impreparados tão desprevenidos
Tão confusos à espera de um sistema solar
Onde seja possível uma sombra maior

Voz en el viento pasando entre polvareda
Edificio
Árbol en otro poema
Me quedo a la sombra de la vid y del pilar en el otoño

E injerto la luz
En todo lo que nombro

Voz no vento passando entre poeira

Edifício
Árvore noutro poema
Fico à sombra da vide e do esteio no Outono

E enxerto a luz
Em tudo o que nomeio

Yo suelto el espíritu y cribo el ritmo
De la sangre en el amor, el movimiento afuera
El desabrigo completo. Penetro los múltiples
Sentidos de la palabra que sopla su voz
En los pulsos. Cribo la pulsación del canto
Y encuentro
El silencio inigualable de quien escucha

Es por ello que mis entrañas vibran de modo igual
A la de la cítara

Yo suelto las entrañas y encuentro dolor
De quien toca la cítara. La frágil raíz
De quien criba horas y horas la vida y encuentra
La cuerda más azul, la vena inagotable
De quien ama
Encuentro el silencio en las entrañas de quien canta
Es por ello que mi amor vibra en el espíritu de quien criba

El músico incompleto suelta las ideas de las formas
Yo soplo el agua viva. Cribo
El sufrimiento demorado del canto
Encuentro el misterio
De la cítara

Eu peneiro o espírito e crivo o ritmo
Do sangue no amor, o movimento para fora
O desabrigo completo. Penetro os múltiplos
Sentidos da palavra que sopra a sua voz
Nos pulsos. Crivo a pulsação do canto
E encontro
O silêncio inigualável de quem escuta

Eis porque as minhas entranhas vibram de modo igual
Ao da cítara

Eu peneiro as entranhas e encontro a dor
De quem toca a cítara. A frágil raiz
De quem criva horas e horas a vida e encontra
A corda mais azul, a veia inesgotável
De quem ama
Encontro o silêncio nas entranhas de quem canta
Eis porque o amor vibra no espírito de quem criva

O músico incompleto peneira a ideia das formas
Eu sopro a água viva. Crivo
O sofrimento demorado do canto
Encontro o mistério
Da cítara

Mujer

Antes de la noche
Bruñirás los montes
Bordarás la lluvia
Tejerás el tiempo
Con tus lágrimas
Bañarás el viento

Mulher
Antes da noite
Brunirás os montes
Bordarás a chuva
Tecerás o tempo
Com as tuas lágrimas
Lavarás o vento


Me acuesto a la muerte sin amparo o sombra
Como el grano

Me acerco de la flor que vendrá y vengo
A la superficie de tu sueño

Como si despertase la mano que siembra
En el corazón labrado de quien hace la cosecha
Retoño en el interior de la muerte como el trigo

Retoño en el interior del trigo
Y de cualquier planta que se asemeje a ti

Encosto-me à morte sem amparo ou sombra
Como o grão

Abeiro-me da flor que virá e venho
À superfície do teu sonho

Como se acordasse a mão que semeia
No coração lavrado de quem faz a ceifa
Rebento no interior da morte como o trigo

Rebento no interior do trigo
E de qualquer planta que se assemelhe a ti

Trabajo a partir de la existencia de la luz
Y de ciertos minerales
Aunque no merezca la materia luminosa
De la tierra soplada de donde viene el hombre. El ánfora, el vidrio. Y recojo
El fuego
Como cuando en el principio la mañana se acerca

Trabajo a partir de la cosecha matinal. Experimento
La paja antigua del hombre arqueado, el rumor enjuto del líquido
En la neblina, en el rocío, en la carne
De la palabra calculando su vuelo
A través del reflejo sobre las aguas: en el inicio

Trabajo en el agua que la voz ha movido
Obrando los sismos: y soy
el humus, el barro en los márgenes
el hombre que nunca ha comprendido

Trabalho a partir da existência da luz
E de certos minerais
Mesmo se não mereço a matéria luminosa
Da terra soprada donde o homem vem. A ânfora, o vidro. E recolho
O fogo
Quando como no princípio a manhã se abeira

Trabalho a partir da ceifa matinal. Experimento
A paveia antiga do homem vergado, o rumor enxugado do líquido
Na névoa, no orvalho, na carne
Da palavra calculando o voo
Pelo reflexo sobre as águas: no início

Trabalho na água que a voz movimentou
Gerando os sismos: e sou
O húmus, o barro nas margens
O homem que nunca compreendeu

Hombres que trabajan bajo la lámpara
de la muerte
que excavan en esa luz para mirar a quien ilumina
la fuente de sus días

Hombres muy doblados por el pensamiento
que vienen despacio como quien baja
las persianas
para mirar en lo escuro del amanecer

Hombres que excavan de día a día el pensamiento
que trabajan en la sombra de la copa cerebral
que podan la piedra de la locura cuando muelen las pupilas
Hombres enteramente blancos que abren la cabeza
Buscando esa piedra definida

Hombres de cabeza abierta expuesta al pensamiento
Libre. Que vienen despacio abrir
un lugar donde amanezca.
Hombres que se sientan a ver la mañana
que excavan un lugar
hacia la salida.

Homens que trabalham sob a lâmpada
Da morte
Que escavam nessa luz para ver quem ilumina
A fonte dos seus dias

Homens muito dobrados pelo pensamento
Que vêm devagar como quem corre
As persianas
Para ver no escuro a primeira nascente

Homens que escavam dia após dia o pensamento
Que trabalham na sombra da copa cerebral
Que podam a pedra da loucura quando esmagam as pupilas
Homens todos brancos que abrem a cabeça
À procura dessa pedra definida

Homens de cabeça aberta exposta ao pensamento
Livre. Que vêm devagar abrir
Um lugar onde amanheça.
Homens que se sentam para ver uma manhã
Que escavam um lugar
Para a saída.

Que no levantemos los hombres que se sientan en la salida
Porque se mueven en sus caminos interiores
Equilibran con dificultad una idea
Cualquier cosa muy nítida, semejante
A una hoja vacía
Y cuelgan nidos en los árboles para que se liberen
De la caja terrible, invisible muchas veces
De tan dura
Que no nos aproximemos de los hombres que ponen las manos en las barras
Que acostan la cabeza a los hierros
Sin otras manos donde agarrar las manos
Sin otra cabeza donde apoyar el corazón
Que no les toquemos sino con los materiales secretos
Del amor.
Que no les pidamos para entrar
Porque su fuerza es hacia fuera y su espera
Es fe inquebrantable en el misterio que inclina
Los hombres hacia dentro
Que no los levantemos
Ni nos sentemos a su lado. Sentémonos
En el lado opuesto, donde ellos pueden venir para erguirnos
En cualquier momento

Não levantemos os homens que se sentam à saída
Porque se movem em seus carreiros interiores
Equilibram com dificuldade uma ideia
Qualquer coisa muito nítida, semelhante
A uma folha vazia
E põem ninhos nas árvores para se libertarem
Da gaiola terrível, invisível muitas vezes
De tão dura
Não nos aproximemos dos homens que põem as mãos nas grades
Que encostam a cabeça aos ferros
Sem outras mãos onde agarrar as mãos
Sem outra cabeça onde encostar o coração
Não lhes toquemos senão com os materiais secretos
Do amor.
Não lhes peçamos para entrar
Porque a sua força é para fora e a sua espera
É fé inabalável no mistério que inclina
Os homens para dentro
Não os levantemos
Nem nos sentemos ao lado deles. Sentemo-nos
No lado oposto, onde eles podem vir para erguer-nos
A qualquer instante

Podría haber escrito temblando, puesto que respiras tan lejos
Haber escrito con la sangre.
Podría también haber escrito las visiones
Si los ojos divididos en partes no sobrasen
En lo vacío de ceguera
Y luz.
Podría haber escrito lo que sé
Del futuro y de ti
Y de haber visto en el desierto
El silencio, el fuego y el diluvio.
De dormir lleno de sed y podría
Escribir
El interior del reposo
Y ser chispa donde la muerte vive
Y la vida rompe.
Y podría haber escrito mi nombre en tu nombre
Porque me alimento de tu boca
Y en la palabra me sustento en ti

Poderia ter escrito a tremer de respirares tão longe
Ter escrito com o sangue.
Também poderia ter escrito as visões
Se os olhos divididos em partes não sobrassem
No vazio de ceguez
E luz.
Poderia ter escrito o que sei
Do futuro e de ti
E de ter visto no deserto
O silêncio, o fogo e o dilúvio.
De dormir cheio de sede e poderia
Escrever
O interior do repouso
E ser faúlha onde a morte vive
E a vida rompe.
E poderia ter escrito o meu nome no teu nome
Porque me alimento da tua boca
E na palavra me sustento em ti

Te amo en esta idea nocturna de la luz en las manos
Y quiero caer en desuso
Fundirme completamente.
Esperar el destello de tu llegada, la estrella, tu ángel
Los focos celestes que la candela humana no iguala
Que los ojos de la persona amada no permiten olvidar.
Amo tan grandemente la idea de tu rostro que pienso verte
Hacia mí
Inclinado como el niño que quiere volver al suelo.

Amo-te nesta ideia nocturna da luz nas mãos
E quero cair em desuso
Fundir-me completamente.
Esperar o clarão da tua vinda, a estrela, o teu anjo
Os focos celestes que a candeia humana não iguala
Que os olhos da pessoa amada não fazem esquecer.
Amo tão grandemente a ideia do teu rosto que penso ver-te
Voltado para mim
Inclinado como a criança que quer voltar ao chão.

Examinemos también la escritura
El suelo negro resultado del fuego
El mecanismo semejante a las quemadas
Dejando la tierra arable en su devastación.
Todo esto interesa para que retomemos la piedra donde está escrita
La palabra nueva
La piedra donde circula la sangre.
Mientras preguntas por las diez palabras
Pon la boca en la palabra liquida
Examina el corazón de carne en vez de la escritura antigua
El verbo donde brota la palabra incesante

Hay dentro de ella una piedra nupcial

Examinemos também a escrita
O solo negro deixado pelo fogo
O mecanismo semelhante às queimadas
Deixando a terra arável na sua devastação.
Tudo isto interessa para retomarmos a pedra onde está escrita
A palavra nova
A pedra onde corre o sangue.
Enquanto perguntas pelas dez palavras.
Põe a boca na palavra líquida
Examina o coração de carne em vez da escrita antiga
O verbo onde jorra a palavra incessante

Há dentro dela uma pedra nupcial


Sabes, lector, que estamos ambos en la misma pagina
Y aprovecho el hecho de que hayas llegado ahora
Para explicarte como veo el crecimiento de una magnolia.
La magnolia crece en la tierra que pisas – puedes pensar
Que te digo alguna cosa innecesaria, pero podía haberte dicho, créeme,
Que la magnolia te crece como un libro entre las manos. O mejor dicho,
Que la magnolia – y esa es la verdad – crece siempre
Pese a nosotros.  
Esta raíz para la palabra que ella ha lanzado en el poema
Puede que signifique que en la rama que quede de ese lado
La flor que se abra es ya un poco de ti. Y la flor que te extiendo,
Aunque la rechaces
Nunca la podré conocer, ni jamás, aun amándola,
La cogeré.

La magnolia extiende contra mi escrita tu sombra
y toco la sombra de la magnolia como tomase tu mano


Sabes, leitor, que estamos ambos na mesma página
E aproveito o facto de teres chegado agora
Para te explicar como vejo o crescer de uma magnólia.
A magnólia cresce na terra que pisas – podes pensar
Que te digo alguma coisa não necessária, mas podia ter-te dito, acredita,
Que a magnólia te cresce como um livro entre as mãos. Ou melhor,
Que a magnólia – e essa é a verdade – cresce sempre
Apesar de nós.
Esta raiz para a palavra que ela lançou no poema
Pode bem significar que no ramo que ficar desse lado
A flor que se abrir é já um pouco de ti. E a flor que te estendo,
Mesmo que a recuses
Nunca a poderei conhecer, nem jamais, por muito que a ame,
A colherei.

A magnólia estende contra a minha escrita a tua sombra
E eu toco na sombra da magnólia como se pegasse na tua mão


Explicación de la gravedad

La ley de las cosas es tumbar
Preguntándose:
Sólo el pájaro vive para el vuelo.
Cuando se posa es igual que un hombre que se sienta
Para pensar.
El hombre piensa que nada es más hondo
Que después de Dios los hijos y los sismos.

Explicação da gravidade


A lei das coisas é tombar
Interrogando-se:
Só o pássaro vive para o voo.
Quando pousa é igual ao homem que se senta
Para pensar.
O homem pensa que nada é mais profundo
Que depois de Deus os filhos e os sismos.


Del inagotable

Amo el camino que extiendes adentro de mis divisiones.
Ignoro si un pájaro muerto sigue con su vuelo
Si se acuerda de los movimientos migratorios
Y de las estaciones.
Pero no me importa enfermar en tu regazo
Dormir al relente en tus manos.

Do Inesgotável

Amo o caminho que estendes por dentro das minhas divisões.
Ignoro se um pássaro morto continua o seu voo
Se se recorda dos movimentos migratórios
E das estações.
Mas não me importo de adoecer no teu colo
De dormir ao relento nas tuas mãos.

Las mujeres aspiran la casa para dentro de los pulmones
Y muchas se transforman en árboles llenos de nidos – es decir,
Las mujeres – aunque las casas presenten los tejados inclinados
Al peso de los pájaros que se abrigan.

Es por la ventana de los hijos que las mujeres respiran

Sentadas en los peldaños mirando hacia ellos y muchas
Se transforman en escaleras

Muchas mujeres se transforman en paisajes
En árboles llenos de niños trepando que se prenden
A las ramas – en el cuello de las madres – aunque los árboles irradien
Llenos de retoños

Las mujeres aspiran para dentro
Y engendran continuamente. Se transforman en huertos.
Ellas arruman la casa
Ellas ponen la mesa
Alrededor del corazón.

As mulheres aspiram a casa para dentro dos pulmões
E muitas transformam-se em árvores cheias de ninhos - digo,
As mulheres - ainda que as casas apresentem os telhados inclinados
Ao peso dos pássaros que se abrigam.

É à janela dos filhos que as mulheres respiram

Sentadas nos degraus olhando para eles e muitas
Transformam-se em escadas

Muitas mulheres transformam-se em paisagens
Em árvores cheias de crianças trepando que se penduram
Nos ramos - no pescoço das mães - ainda que as árvores irradiem
Cheias de rebentos

As mulheres aspiram para dentro
E geram continuamente. Transformam-se em pomares.
Elas arrumam a casa
Elas põem a mesa
Ao redor do coração.

Hubiera una señal conduciéndonos
Y únicamente al movimiento de crecer nos guiase. Que tengamos de los árboles
La incomparable paciencia de buscar lo alto
La verde bondad de permanecer
Y orientar los pájaros

Houvesse um sinal a conduzir-nos
E unicamente ao movimento de crescer nos guiasse. Termos das árvores
A incomparável paciência de procurar o alto
A verde bondade de permanecer
E orientar os pássaros

Extraño el sueño que no te devuelve
Como es extranjero el sosiego
De quien no espera recado.
Esa sombra como es el alma
De quien ya sólo dentro se ilumina
Y sorprende
Y fuera es
Apenas peso de ser tarde. Como es
Amargo no poder guardarte
En suelo más cercano al corazón.

Estranho é o sono que não te devolve.
Como é estrangeiro o sossego
De quem não espera recado.
Essa sombra como é a alma
De quem já só por dentro se ilumina
E surpreende
E por fora é
Apenas peso de ser tarde. Como é
Amargo não poder guardar-te
Em chão mais próximo do coração.

Concierto la palabra con todos los sentidos en silencio
La restauro
Le doy un sonido para que ella hable por dentro
La ilumino

Ella es una lámpara sobre mi mesa
Reunida en una forma comparada a la lámpara
A un zumbido callado momentáneamente en enjambre

Ella no se come como las palabras enteras
Pero se devora a sí misma y la restauro
A partir del vómito
Vuelvo despacio a ponerla en el hambre

La pierdo y la recupero como el tiempo de la tristeza
Como un hombre nadando hacia atrás
Y soy una energía para ella

Y la ilumino

Conserto a palavra com todos os sentidos em silêncio
Restauro-a
Dou-lhe um som para que ela fale por dentro
ilumino-a

Ela é um candeeiro sobre a minha mesa
Reunida numa forma comparada à lâmpada
A um zumbido calado momentaneamente em enxame

Ela não se come como as palavras inteiras
Mas devora-se a si mesma e restauro-a
A partir do vómito
Volto devagar a colocá-la na fome

Perco-a e recupero-a como o tempo da tristeza
Como um homem nadando para trás
E sou uma energia para ela

E ilumino-a




Guarda la mañana
Todo lo demás se puede extraviar

Porque tú eres el medio de la mañana
El punto más alto de la luz
En explosión

Guarda a manhã
Tudo o mais se pode tresmalhar

Porque tu és o meio da manhã
O ponto mais alto da luz
Em explosão

Mi proyecto de morir es mi oficio
Esperar es un modo de que llegues
Un modo de amarte dentro del tiempo

O meu projecto de morrer é o meu ofício
Esperar é um modo de chegares
Um modo de te amar dentro do tempo

Fueras tú un ave o una hoja
Y el otoño te vendría a desprender

Fosses tu uma ave ou uma folha
E o Outono te viria desprender

Como duelen los árboles
Cuando viene la primavera

Y lo amigos que aún están en pie

Como doem as árvores
Quando vem a Primavera

E os amigos que ainda estão de pé

Un corazón de sangre
Un corazón de esquisto y acero
Un corazón angular y redondo
Como la piedra que te abre
Del interior del suelo
Un corazón solar

De granito
De carne
Curado de la noche de nacimiento


Un corazón de hombre
Un corazón de hombre vivo
Un corazón de niño al regazo
Interior
-Más interior que la sangre en el corazón que me darás-

Pido un corazón
Nuclear

Um coração de sangue
Um coração de xisto e aço
Um coração angular e redondo
Como a pedra que te abre
Do interior do chão

Um coração solar
De granito
De carne
Curado da noite de nascença

Um coração de homem
Um coração de homem vivo
Um coração de criança ao colo
Interior
-Mais interior do que o sangue no coração que me darás-

Peço um coração
Nuclear





Camino un poco arriba del suelo
En ese lugar donde suelen ser abatidos
Los pájaros
Un poco arriba de los pájaros
En el lugar donde suelen inclinarse
Para el vuelo

Tengo miedo del peso muerto
Porque es un nido deshecho

Estoy ligeramente arriba de lo que muere
En esa ladera donde la palabra es igual que pan
Un poco en la palma de la mano que divide
Y no separo como el silencio en medio de lo que escribo

Camino ligero arriba de lo que digo
Y vierto la sangre adentro de las palabras
Camino un poco arriba de la transfusión del poema

Camino humildemente en los alrededores del verbo
Pasajero en un escalón invisible sobre la tierra
En ese lugar de los árboles con fruto y de los árboles
En el medio de los incendios
Estoy un poco en el interior de lo que arde
Apagándome despacio y teniendo sed
Porque camino arriba de la fuerza saciando quien vive
Y aplasto el corazón para lo que desciende sobre mí
Y bebe

Ando um pouco acima do chão
Nesse lugar onde costumam ser atingidos
Os pássaros
Um pouco acima dos pássaros
No lugar onde costumam inclinar-se
Para o voo

Tenho medo do peso morto
Porque é um ninho desfeito

Estou ligeiramente acima do que morre
Nessa encosta onde a palavra é como pão
Um pouco na palma da mão que divide
E não separo como o silêncio em meio do que escrevo


Ando ligeiro acima do que digo
E verto o sangue para dentro das palavras
Ando um pouco acima da transfusão do poema

Ando humildemente nos arredores do verbo
Passageiro num degrau invisível sobre a terra
Nesse lugar das árvores com fruto e das árvores
No meio dos incêndios
Estou um pouco no interior do que arde
Apagando-me devagar e tendo sede
Porque ando acima da força a saciar quem vive
E esmago o coração para o que desce sobre mim
E bebe

Hay hombres abriendo las manos como libros
Superficies intensas sin ruido – las nacientes
En la roca lisa, en el desierto imprevisto

Es caliente el silencio. Es quieto de una claridad
Atenta. Ellos lo abren – el rocío
Y ni siempre lo atraviesa la lumbre

Es siempre de mañana que se abren las corrientes
Abren los escritos sin abrir los labios
Ellos susurran sobre los oídos
Del hombre que habla sólo

Ni siempre abren la puerta de quien está en su casa
Ni la herida que se cura con el tiempo

Abren una fuente y un lugar adelante. Cada afluente
Y su lecho. Abren
Los ganchos profundos de las señales

Há homens a abrir as mãos como livros
Superfícies intensas sem ruído - as nascentes
No rochedo liso, no deserto imprevisto

É quente o silêncio. É quieto de uma claridade
Atenta. Eles o abrem - o orvalho
E nem sempre o atravessa o lume

É sempre de manhã que se abrem as correntes
Abrem os escritos sem abrir os lábios
Eles sussurram sobre os ouvidos
Do homem que fala sozinho

Nem sempre abrem a porta de quem está em sua casa
Nem a ferida que se cura com o tempo

Abrem uma fonte e um lugar à frente. Cada afluente
E o seu leito. Abrem
Os anzóis profundos dos sinais

Siracusa

De piedra en piedra
Te pido

No mueras de sed
O de luz

Siracusa

De pedra em pedra
Te peço

Não morras de sede
Ou de luz



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya tenemos portada definitiva.

Ya tenemos portada para este libro andariego que recorre media España, por tierra, mar y cielo.

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs