Ser feliz


Hoy es uno de esos días 
en los que desearía 
que mis palabras torpes 
simpáticas y pasionales
llegaran a los pobres, 
a los desheredados, 
a los que ven 
truncadas sus vidas.

Lo digo porque hoy 
me siento bien, 
y me siento bien 
porque soy feliz, 
pese a mediocridades, 
a recortes y bigotes, 
a barbas y corruptelas, 
a críticas y las falsedades, 
se puede ser feliz. 

No tendré techo, 
pero tengo un lucero, 
me robaran el sueldo 
pero quedaran ideales, 
no me gustará la vida, 
pero me guía un sueño, 
no conseguiré un poema, 
pero alcanzaré un silencio. 

Podrán atraparme, 
vencerme, 
aplastarme, 
humillarme, 
pero en mi interior 
jamás podrán derrotarme. 

Quizás muera, 
pero deja al menos, 
que a espada sea. 

Una fe, una palabra, 
bajo el dulce encanto 
de tu mirada.


2 comentarios:

Diablo y discípulo llegaron a...

De esta forma llegaron a Valencia, enseña del Mediterráneo, madre adoptiva de Rodrigo Díaz de Vivar, rosa perfumada de Levante y orgull...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs