Celos del piano, soneto

Celos, tengo yo celos de ese piano
que a tu lado susurra cada día
derramando su triste melodía
en las suaves caricias de tu mano.

Celos sigo teniendo de ese piano,
de sus compases y melancolía,
vil sonido que mi amor desafía
alejando tu mundo tan lejano.

Ese dulce sonido es mi enemigo
cuando de ti se apodera soñando
con lejanos  lugares recordando.

Yo te persigo, te odio y te maldigo
pues como vil ladrón me está robando
lo que el corazón está deseando.
Celos del piano. Miguel Navarro



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diablo y discípulo llegaron a...

De esta forma llegaron a Valencia, enseña del Mediterráneo, madre adoptiva de Rodrigo Díaz de Vivar, rosa perfumada de Levante y orgull...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs