Veris leta facies - Carl Orff (Carmina Burana) Vídeo de Carl Orff


Cármina burana es el nombre dado a la colección de cantos goliardos (clérigos vagabundos) de los siglos XII y XIII reunidos en el manuscrito encontrado en Benediktbeuern, Alemania, en el siglo XIX.

El nombre procede del latín cármĕn -inis: “canto, cántico o poema”, y burana es el adjetivo gentilicio que indica la procedencia: “de Bura” (el nombre latino del pueblo alemán de Benediktbeuern). El significado del nombre es, por tanto, “Canciones de Beuern”.

Esta colección de cánticos fue encontrado en 1803 por Johann Christoph von Aretin en la abadía de Bura Sancti Benedicti (Benediktbeuern), en Baviera; encontrándose en la actualidad en la Biblioteca Estatal de Baviera en Múnich, donde se conservan.
El códice recoge un total de 300 rimas, escritas en su mayoría en latín (aunque no con metro clásico), algunas partes en un dialecto del alto alemán medio, y del francés
antiguo.
En estos poemas se hace gala del gozo por vivir y del interés por los placeres terrenales, por el amor carnal y por el goce de la naturaleza, y con su crítica satírica a los estamentos sociales y eclesiásticos, nos dan una visión contrapuesta a la que se desarrolló en los siglos XVIII y segunda parte del XIX acerca de la Edad Media como una “época oscura”.
En los Cármina burana se satirizaban y criticaban todas las clases sociales y sus composiciones más características son las Kontrafakturen que imitan con su ritmo las letanías del antiguo Evangelio.
Se concentran constantemente en exaltar el destino y la suerte, junto con elementos naturales y cotidianos, incluyendo un poema largo con la descripción de varios animales. La importancia de esta serie de textos medievales es que se trata de la más grande y antigua colección de versos de carácter laico del Medievo (puesto que lo acostumbrado era realizar únicamente obras literarias religiosas).

La colección se encuentra dividida en 6 partes:
Cármina ecclesiástica (canciones sobre temas religiosos).
Cármina moralia et satirica (cantos morales y satíricos).
Cármina amatoria (canciones de amor).
Cármina potoria (contiene obras sobre la bebida, y también parodias).
Ludi (representaciones religiosas).
Supplemantum (versiones de todas las anteriores, con algunas variaciones)


Ante la proximidad de lo inevitable, a pesar de los pesimistas y cantando a la vida, dejemos como muestra uno de los poemas dedicado a la primavera.  (a continuación sigue su traducción amigo lector)

Veris leta facies

Veris leta facies
mundo propinatur,
hiemalis acies
victa iam fugatur,
in vestitu vario
Flora principatur,
nemorum dulcisono
que cantu celebratur.
Flore fusus gremio
Phebus novo more
risum dat, hoc vario
iam stipate flore.
Zephyrus nectareo
spirans in odore.
Certatim pro bravio
curramus in amore.
Cytharizat cantico
dulcis Philomena,
flore rident vario
prata iam serena,
salit cetus avium
silve per amena,
chorus promit virginum
iam gaudia millena.



El alegre rostro de la primavera

El alegre rostro de la primavera
al mundo se ofrece;
la crudeza invernal,
vencida, ya huye.

Con ropaje variado
Flora reina,
y con el dulce sonido de los bosques
es celebrada.

Postrado a su regazo,
Febo, como si fuera la primera vez,
sonríe ante tal variedad
de vegetación ya tupida.

Céfiro con su dulce aliento
perfuma el camino.
¡Con empeño, por el premio,
corramos hacia el amor!

Canta acompañada de cítaras
la dulce Filomena;
con flores variadas  que ríen
en prados apacibles.

Una bandada de pájaros revolotea
por el bosque placentero,
y un coro de doncellas ya ofrece
un millar de goces.










2 comentarios:

  1. Gracias por tus palabras. Dudaba en publicar un poema o hacerlo con todos. Tal vez publique el más conocido (Fortuna), pero eso será más adelante.

    ResponderEliminar

Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja

Viéndolo así, Jesús dijo: «¡Qué difícil será para los ricos entrar en el Reino de Dios! Sí, es más fácil que un camello pase por el oj...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs