Salto al vacío

Salto al vacío
y la nada me devora
entre tanto hastío
que sale cada mañana.

Voy tranquilo
si tu mano me acompaña,
si tus palabras
se posan
en mi boca,
si tus versos
rompen
las telas del eco
que enmarañan.

Ellos
en sus trajes grises,
de negras arañas,
dicen
que no pasa nada.
Y mientras tanto
aquí sigo solo,
saltando cada mañana.
Miguel Navarro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diablo y discípulo llegaron a...

De esta forma llegaron a Valencia, enseña del Mediterráneo, madre adoptiva de Rodrigo Díaz de Vivar, rosa perfumada de Levante y orgull...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs