A Jose Luis Victoria y Editorial Hades

Gracias por tu invitación a la editorial. Espero que funcione y me alegra el hecho de que seáis independientes.
Tengo que contarte que desde que finalicé y registré mi novela “La Corona de Uganda”, trama de novela negra con triángulo amoroso, estoy un poco harto de agentes literarios y editoriales.
Remití un estudio, con tres capítulos a 38 agentes de los cuales tan sólo dos se mostraron interesados. Esos dos son de peso en el mundillo del libro y guiados por un loable espíritu de profesionalidad se dignaron a solicitarme la novela íntegra. Los otros, o no contestaron, o lo hicieron con amables palabras de que estaban saturados, buscaban literatura juvenil, romántica, que de momento no podían hacerse cargo de ninguna publicación. Es decir con variopintas respuestas que delataban no haber leído ni una sola página de lo que les remití. Curiosamente no sabían de qué trataba la línea argumental. Por cierto, uno de los últimos fue contestado con un e mail mío en el cual, con palabras amables escondía un “a la m…” Tan torpes fueron que ni se dieron cuenta de lo que les escribí.
En cuanto a las editoriales, mi novela ha sido remitida a estudio de veintidós empresas diferentes. La mayoría seguían la línea de los agentes literarios, con idénticas palabras, algo me hizo sospechar que algunas de esas editoriales estaban fuertemente vinculadas con los agentes, o viceversa.
En esta ocasión, con las editoriales, tuve un mayor grado de aceptación pues aquí ya se trata de una valoración con dinero sobre el tapete. Estudio de mercado, posibilidad de ventas, coste de impresión, corrección tipográfica, etc.  Ninguno ha leído la obra en su totalidad y todos hablan de posibilidades de publicación, coste del producto y demás variantes económicas. Ahora puede publicarse pagando la impresión, distribución y/o maquetación. 
Otra de las respuestas, comunes a agentes y editores, es la sugerencia de talleres literarios. Lo que te cuento: agentes también ofertando talleres. En estos momentos estamos saturados, no obstante puede aprovechar la ocasión para inscribirse en nuestro taller de: “Alicia en el maravilloso mundo de las letras meretrices” (espero entiendas la ironía).
Entre Pascua y Ramos, me dedique a investigar el coste de impresión, descubriendo algo que también sospechaba: es prácticamente lo mismo que ofrecen las editoriales.
Como mi mente es algo calenturienta y se pierde en la medianoche buscando la estela de sueños imposibles, empecé a meditar los siguientes puntos:
La mayor parte de los agentes buscan firmas reconocidas y les importa un comino los autores nóveles. Por cierto, los que me pidieron la novela íntegra, de uno de ellos todavía estoy esperando la contestación (fue en enero de 2011).
En cuanto a las editoriales, insisto, algunas de ellas misteriosamente vinculadas a determinados agentes literarios, entiendo que la mayoría busca mantener el negocio, pero lo hacen por el afán de publicar sin evaluar la importancia, el valor, o la trascendencia de la obra publicada (esto no quiere decir que la mía sea mejor que las demás). Insisto que comprendo que no solo de palabras vive el impresor, pero si, después de estudiar una obra (que como ya he mencionado nadie lee) consideran que vale la pena, ¿por qué no buscan formas alternativas para el coste del producto? ¿Acaso no sería rentable cobrar en función de los derechos de autor reconocidos y vendidos? O por el contrario les importa un rábano tanto el autor y la obra (este criterio suena parecido al de los agentes literarios ¿verdad?) y buscan cobrar por adelantado.
Veo un mal futuro para las letras en nuestro país, salvo honrosas excepciones, en el resto solo importa el pelotazo.
En estos momentos, con una fotocopiadora en casa y un gusanillo de la papelería, puedo montar un cuaderno, que, reconozco, no tiene la calidad de un libro, e intentar venderlo y hacerme publicidad por internet.
Te deseo lo mejor, que la editorial prosperé y si tienes alguna oferta nueva que realizarme estoy abierto a sugerencias, pero a estas alturas quiero hablar en serio. También quiero decirte que en este país hacen falta editoriales independientes y serias. Espero que la tuya lo sea porque la mayor parte de las que funcionan por ahí dejan mucho que desear.
Para finalizar ruego que no tomes mis palabras a mal, estoy algo quemado en estos temas.
Gracias y adelante.
Un abrazo
Miguel Navarro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya tenemos portada definitiva.

Ya tenemos portada para este libro andariego que recorre media España, por tierra, mar y cielo.

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs