Raphael "Digan lo que digan" Creo y quiero seguir creyendo

Creo 
y quiero seguir creyendo, por duros que sean los vientos, que la alegría es la mejor forma de reiniciar el camino de la adversidad. Las tormentas podrán convertirse en huracanes, mas la voluntad humana puede desafiar los elementos.
Trabajo, 
política, paro, crisis, sufrimiento, pobreza, delincuencia, son muchas las oscuridades que asolan al mundo y pese a todo quiero seguir creyendo en amaneceres radiantes, en veranos felices, en corazones que luchan y salen adelante pese a las adversidades que el mundo nos quiere condenar.
La vida 
es bella, una lección digna de aprender para quien quiere construir un lugar mejor para seguir viviendo y conviviendo. Creo, y quiero seguir creyendo, que más dicha que dolor hay en el mundo digan lo que digan los demás.
No podemos 
seguir adelante. Falsa creencia pues mientras hay vida hay posibilidad de salir del hoyo en el que nos han metido los demás. De la noche a la mañana nubes grises han enturbiado el horizonte de una España que se creía alguien en el marco de las relaciones internacionales. Solo tú puedes cambiar tu destino. 
Bienaventurados 
los tiempos difíciles porque ellos nos harán ver que la humildad y el trabajo cotidiano es el que levanta los corazones.
Jamás 
en mi intención apoyar a nadie. Apoya a quien te dé la gana, pero trabaja siendo coherente con los valores de respeto, dignidad y libertad de las personas. Digan lo que digan no te dejes llevar por los demás que la realidad es diferente a lo que nos quieren hacer creer.
Hoy 
he tenido la suerte de escuchar un concierto en el asilo de Santa Mónica de Valencia, antiguo convento dominico levantado en 1603. Estaba en estas lides cuando el presentador, o más bien el guía del concierto, comentaba unas breves anécdotas de San Felipe Neri, ejemplo de alegría en los tiempos difíciles. Ahora pasamos por estos momentos, tan difíciles y ásperos que parecen semejantes a túneles sin salida, pero si queremos seguir adelante tenemos que mantener viva esa alegría y esa creencia de que, digan lo que digan, son muchos más lo que perdonan que aquellos que pretenden a todo condenar.
La gente 
quiere paz, trabajo y amor, el resto son falsas expectativas que nos ha traído un mundo carcomido por la ambición.
Creo, 
y quiero seguir creyendo por duros que sean los vientos, que los hombres luchan por el bien, no por el mal.







Raphael "Digan lo que digan"

Más dicha que dolor hay
en el mundo
más flores en la tierra
que rocas en el mar
hay mucho más azul que
nubes negras,
y es mucha más la luz
que la oscuridad.

Digan lo que digan,
digan lo que digan,
digan lo que digan los
demás.

Son muchos, muchos más
los que perdonan
que aquellos que
pretenden a todo condenar.
La gente quiere paz y
se enamora
y adora lo que es bello
nada más.

Digan lo que digan,
digan lo que digan,
digan lo que digan los
demás.

Hay mucho, mucho más
amor que odio.
Más besos y caricias
que mala voluntad.
Los hombres tienen fe
en la otra vida
y luchan por el bien,
no por el mal.

Digan lo que digan,
digan lo que digan,
digan lo que digan los
demás.

Digan lo que digan,
digan lo que digan,


digan lo que digan los demás.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ya tenemos portada definitiva.

Ya tenemos portada para este libro andariego que recorre media España, por tierra, mar y cielo.

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs