The ballad of Sacco and Vanzetti


Balada sobre un hecho tristemente real, balada tan triste como el suceso, balada tan trágica como sus vidas. ¿Cuándo el ser humano será capaz de superar sus miserias? Miseria y podredumbre, odio a lo diferente, negación a los cambios. Solo Dios basta, pero que triste que los hombres sigan siendo incapaces de tener magnanimidad o quizás una pizca de compasión. Tal vez olvidamos el sentido de la justicia con tanta frecuencia que nos resulta imposible reconocerla en la vida cotidiana.

Parece ser que estos hombres fueron condenados a pena de muerte (silla eléctrica – sería por estar en invierno para permanecer calentitos) por un delito que no cometieron y que en el juicio la acusación se centró en sus ideas políticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diablo y discípulo llegaron a...

De esta forma llegaron a Valencia, enseña del Mediterráneo, madre adoptiva de Rodrigo Díaz de Vivar, rosa perfumada de Levante y orgull...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs