Soneto al niño guerrillero

Bendito niño que en malsana tierra
viniste  para morir o rematar.
Que tu vida no puedan arrebatar
esas manos impuras de la guerra

que a jóvenes inocentes entierra
tras conseguir su niñez desbaratar.
Solo puedes su voluntad acatar
viendo que tu futuro se entrecierra;

marcándote en el rostro la violencia,
sembrando con tu sangre la semilla,
de un mañana maldito sin clemencia.

Malditos infames de pesadilla
que justifican en su decadencia
el uso de niños en la guerrilla.
Miguel Navarro





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diablo y discípulo llegaron a...

De esta forma llegaron a Valencia, enseña del Mediterráneo, madre adoptiva de Rodrigo Díaz de Vivar, rosa perfumada de Levante y orgull...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs