Busqué ser libre
            y encontré tus ojos solitarios.
Busqué un mundo perfecto,     
cuadrado, hermoso, lejano,
            y encontré la voz de tu alma.
Busqué una guerra perdida
entre batallas olvidadas
y antiguas sagas,
entre viejos héroes
y oscuras leyendas,
            y encontré tu paz
Busqué y no hallé,
no hallé y me perdí,
me perdí y caí,
caí y me hundí.
            y al hundirme solo pude hallar tu mano tendida.
Ahora solo busco ser
el reflejo de tu mirada,
la voz que te calma,
la mano que te acompaña.
Miguel Navarro



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja

Viéndolo así, Jesús dijo: «¡Qué difícil será para los ricos entrar en el Reino de Dios! Sí, es más fácil que un camello pase por el oj...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs