Virgen y madre de toda esperanza (soneto)

Oh Virgen, madre de toda esperanza
acude pronto y ven. Ven a ayudarme
y pide a quien mi bien quiso crearme
pues solo en ti se confía mi fianza.



No sé si bien dirigir mi alabanza
mas sé yo bien que en ti puedo confiarme
y que jamás tu querrás alejarme
de quien perdona tan torpe templanza.

Yo sé que perderme puedo en la muerte
y que es Supremo el poder que te envía
que quiere no me extravíe la suerte.

Te ruego que no me olvides el día
que sobre mí la oscuridad se vierte
pues tú eres luz que ilumina y me guía.
Miguel Navarro





Recuerda que mi novela narrando las travesuras del diablo Cojuelo en la España del siglo XXI la puedes encontrar en 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Diablo y discípulo llegaron a...

De esta forma llegaron a Valencia, enseña del Mediterráneo, madre adoptiva de Rodrigo Díaz de Vivar, rosa perfumada de Levante y orgull...

– Contra hidalguía en verso -dijo el Diablillo- no hay olvido ni cancillería que baste, ni hay más que desear en el mundo que ser hidalgo en consonantes. (Luis Vélez de Guevara – 1641)

La Corona de Uganda

La Corona de Uganda

Seguidores

Páginas vistas en total

Mi lista de blogs